El Pontevedra se complica la Copa

Los granates se van con desventaja al partido de vuelta después de que el Rápido de Bouzas remontase el gol de Pedro García desde el medio del campo - Los de Luisito fueron inferiores ante un rival con más actitud

07.01.2016 | 04:55
Lloves, en el que podría ser su última participación en Pasarón, encaja el gol del empate de penalti. // Rafa Vázquez

El Pontevedra arranca con mal pie en Pasarón en el 2016. Los granates parten con desventaja en la vuelta de octavos de final de la Copa Federación tras encajar 3 goles Lloves en que previsiblemente será su último partido en el feudo granate tras pedir la carta de libertad. El Rápido de Bouzas remontó el golazo desde 50 metros de Pedro García, que fue de los pocos que se salvaron junto con Borjas y el debutante Teti.

El encuentro empezó con cierta intensidad, teniendo en cuenta de que el objetivo de los dos equipos es la Liga, pero en ambos conjuntos los no habituales tendrían una ocasión para demostrar su valía a los entrenadores. En este apartado los aurinegros se mostraron superiores a jugadores que ayer desperdiciaron una oportunidad ante Luisito. Y todo a pesar de que el Pontevedra empezaba presionando la portería rival, jugando con las líneas muy adelantadas para tratar de trasladar la presión lo más cerca posible a la meta de Ferré y pronto forzaría el primer penalti, en el minuto 7. Tomás lanzaba un centro directamente al área pequeña, donde Pablo remataba salvando al portero, pero Pablo Fernández sacaba el balón bajo palos en una gran acción.

En el minuto 27 llegaba el tanto. Con las líneas del Rápido de Bouzas adelantadas, Pedro García cortaba un pase entre los defensas rivales en la cal divisoria del campo. Desde el círculo central y a pesar de tener ocasiones claras de contragolpe, Pedro decide lanzar un zambombazo desde 50 metros de la portería en la que Ferre no llega para sacar el gol. Pedro se vestía de Rey Mago para regalarle a la afición uno de los mejores tantos de lo que va de temporada en Pasarón.

El gol no intimidó al Bouzas, presionando la salida del balón de la defensa rival, Gustavo Souto robaba un balón a Anxo, situándose en un mano a mano ante Lloves. Tratando de sorprender, lanzaba al palo corto, pero el balón se iba fuera cuando corría el minuto 35. Tres minutos después era Youssef el que probaba a Loves, enviando el balón por alto. Sí se veía obligado a intervenir el portero en el minuto 42 tras un tiro de Vilas.

Jugaba con la pólvora el Pontevedra en el tramo final de partido al permitir al Rápido de Bouzas dominar en su propio área y tras una jugada de barullo llegaba el premio para los visitantes. Con el minuto 44 ya avanzado en el cronómetro, Carlos Pereira era derribado por Pablo en el área en una jugada muy discutida por el defensa y público, pero el árbitro pitaba el penalti. El propio Pereira engañaba a Lloves lanzando el balón por el lado contrario para establecer de nuevo la igualada, justo antes del descanso.

El empate invalidaba la ventaja del Pontevedra por lo que se iniciaba un partido nuevo tras el descanso. Luisito sentaba a Carnero, tras una mala primera parte y se la jugaba con Borjas para sacar adelante el partido. El entrenador quería recuperar la conexión del equipo con los tres de la delantera, desaparecidos en los primeros 45 minutos. A pesar de la presión de los granates, era Carlos Pereira el que conseguía una falta lateral cuyo centro no encontró rematador por muy poco.

En el minuto 51, Pereira lanzaba un centro de una falta lateral en la misma posición que la anterior, pero esta vez sí encontraba rematado en un acrobático remate del exgranate Iago Paz que sorprendía a Lloves para hacer el 1-2 El Pontevedra trataba de jugar y pronto el Rápido de Bouzas perdería ese domino claro.

Pero el Pontevedra pronto se vio sin recursos: los córners en la segunda parte sí eran del Rápido de Bouzas, llegando a rematar a puerta en varias ocasiones. Pero al perro flaco todo son pulgas y las oportunidades de los granates se agotaban completamente con la expulsión por doble amarilla de Queijeiro en el minuto 73. Llegaba el partido en al minuto 80 en el que Carlos Pereira robaba el balón en el pico del área y engañaba a Lloves para hacer el 1-3 tras colar el balón por el palo corto.

Los granates reducirían la ventaja por medio de Borjas, que anotaba el 2-3 rematando desde el centro del área un centro de Teti, que se había fabricado el debutante en el segundo balón que pasaba por sus pies. Borjas en el descuento intentaría empatar en el descuento con un tiro lejano que se marchaba rozando el palo. El Pontevedra se marcha con una desventaja de un gol a la vuelta de la Copa, que será el día 21.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine