Edu salva un punto ante un duro rival

Los granates fueron muy inferiores a un Burgos que mereció más que un punto - El portero granate evitó que el marcador acabase en goleada e incluso paró un penalti - El Pontevedra continúa en el play-off

04.01.2016 | 03:32
Campillo, que acabó anotando de cabeza, en una jugada peleando un balón aéreo. // Área 11

Complicado partido para el Pontevedra que logró salvar un punto en El Plantío en un encuentro que se les puso muy difícil a los de Luisito y que por mediación de Campillo, a tres minutos del final, conseguía rescatar un valioso empate que le sirve a los granates para acabar la primera vuelta en la cuarta posición y en puestos de play-off. Edu fue una pesadilla para los burgaleses, llegando a parar un penalti, y solo su buen hacer evitó lo que podría haber sido una goleada por parte de los locales.

Y es que los de Ángel Viadero llegaban al choque tras conseguir tres victorias consecutivas y salió confiado para intentar abrir el año con un buen resultado, por lo que presionaron desde el inicio a los jugadores granates. Luisito había sorprendido con un planteamiento agresivo, con las líneas muy adelantadas, que se vieron ahogadas por la intensidad de los locales y sin posibilidad de controlar el balón, que dominaban los locales.

En su primera aproximación sobre la portería rival, Ander Vitoria recibió un balón dentro del área, pero el disparo se fue ligeramente escorado a la izquierda sin llegar a intimidar a Edu.

El Pontevedra trataba de ganar poco a poco metros, mientras que el Burgos se empleaba con contundencia en las marcas en el centro del campo, pero el equipo de Luisito se encontraba algo más cómodo conforme pasaban los minutos. A pesar de ello, en ningún momento de la primera parte, a pesar de la voluntad de Borjas y Carnero, llegó a crear peligro en la portería de Toni.

La superioridad de las defensas era clara sobre los ataques, evitando incluso que se produjeran empates en los primeros minutos del partido, a pesar de la gran intensidad de las jugadas, con buenas batallas en el medio del campo pero sin profundidad.

En el tramo final de la primera parte, el Burgos estaba dispuesto a darle un giro argumental al partido, que pudo conllevar tintes dramáticos para los granates. Así se animó y adelantó líneas y pudo adelantarse en varias ocasiones, una de ellas culminaba en un penalti por manos dentro del área. Ande Vitoria asumía la responsabilidad desde los once metros, pero Edu, que ya había desbaratado las ocasiones anteriores, detenía el lanzamiento.

El Burgos, espoleado por esa jugada, generaba dos minutos después otra buena oportunidad, esta vez a través de Fran por banda izquierda. Su centro lo remató Cortés, pero el balón se perdió a la izquierda de Edu.

Un minuto más tarde el Burgos volvió a la carga. José Fran, en un mano a mano con Edu, se marchaba de él en primera instancia, pero el jugador del Burgos se entretuvo en el remate y el meta pudo recuperar la posición a tiempo para evitar el peligro. Fueron tres minutos de desconcierto del Pontevedra que el Burgos, sin embargo, no supo aprovechar para haberse ido al descanso con ventaja en el marcador.

En la segunda mitad el Burgos, al igual que ocurriera en el comienzo del partido, salió dispuesto a llevarse el gato al agua y a los cuatro minutos Ander Vitoria volvió a poner a prueba a Edu, que como toda la tarde estuvo espléndido.

En el minuto 58 los locales pudieron nuevamente adelantarse en el marcador con un cabezazo del central Odei que tras tocar en el larguero se marchó fuera. Diez minutos después, no obstante, llegó el gol de los burgaleses tras un error defensivo del Pontevedra que aprovechó Rodri para anotar el primer gol con un disparo raso y potente desde fuera del área.

Lusito movió sus piezas buscando el tanto del empate y mientras el Burgos retrasó posiciones el cuadro gallego tuvo fe en sus opciones para conseguir el tanto en una de las pocas ocasiones que tuvo en el transcurso del partido tras un saque de esquina de Verdú que remató de cabeza Campillo, que se había sumado al ataque. Un gol que permite salvar un punto y mantener la racha de partidos a domicilio sin perder desde el 26 de septiembre.

El próximo encuentro para los granates será en la ida de octavos de final de Copa Federación ante el Rápido de Bouzas, que previsiblemente se jugará este miércoles. Será una nueva oportunidad para los que menos minutos están teniendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine