Las bajas granates condicionan a Luisito para recibir al Izarra

Cuatro jugadores se pederán el partido de mañana con total seguridad: Tomás, Jacobo y Miky por lesión y Campillo por sanción ä El central Capi será duda hasta última hora

14.11.2015 | 03:11
Edu, Miky y Álex Fernández en primer término, durante un entrenamiento en Príncipe Felipe. // Rafa Vázquez

La enfermería del Pontevedra comienza a llenarse encarando el primer tercio de la temporada con tres jugadores lesionados y uno en dudas para ser de la partida en el encuentro de mañana en Pasarón a las 17 horas ante el Izarra.

A estos cuatro futbolistas se le puede unir hoy un quinto jugador. El técnico de Teo esta muy atento para conocer las evoluciones de Capi durante la sesión de entrenamiento que la plantilla tiene esta mañana en Pasarón a partir de las 10.30 horas. El defensor no está todavía al 100% y en el día de ayer tampoco se pudo entrenar por lo que, de no estar disponible, ante el Izarra los lerezanos podrán sacar en el once de partida una pareja de centrales totalmente inédita con Pablo y Bruno o bien optar por retrasar de posición a los centrocampistas Kevin Presa o Pedro García, quien ya se encuentra en condiciones después de superar los problemas musculares que le mantuvieron alejado del equipo el pasado fin de semana.

El lado positivo de estas lesiones es que la baja de Jacobo será menos grave de lo esperado al confirmarse que no hay rotura fibrilar en las molestias que venía arrastrando el de Bueu.

Luisito no se fía del Izarra

El técnico granate dice tener "el máximo respeto" por el Izarra y no va a "llorar por una baja porque estoy muy contento con todos y ahora al que le toque entrar me tendrá que demostrar que merece jugar".

En lo referente a su rival afirma que es "un buen equipo, con futbolistas de muchísimo nivel. Algunos de ellos jugaron en el Osasuna, el Cartagena u otros equipos de nivel". En cuanto a su trayectoria, le resta importancia a que no fuesen capaz de ganar fuera de casa porque "al Rácing de Ferrol lo tuvo contra las cuerdas y a la Arandina no le ganaron en los últimos minutos de casualidad".

Del encuentro de mañana domingo el técnico no espera a un rival que se "meta atrás, porque el Izarra es un equipo valiente al que le gusta jugar el fútbol. Estoy convencido de que van a venir a Pasarón a jugar y si nosotros no estamos al 200% nos van a pasar por encima seguro".

El preparador local quiso destacar el gran "estado mental" en el que se encuentran sus jugadores, algo que, en su opinión, hizo que se pudiese lograr la victoria la pasada jornada en Tafalla pues "ese partido al principio de la liga lo hubiésemos perdido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine