Ganar fuera, la asignatura pendiente

El Pontevedra no vence a domicilio en partido oficial desde el 26 de abril, cuando se impuso por 1-2 al Rápido de Bouzas - Los granates visitan Villaviciosa este domingo con el objetivo de conseguir los tres puntos

11.09.2015 | 04:39
Luisito, con Mouriño, durante un entrenamiento celebrado esta temporada. // Gustavo Santos

El Pontevedra Club de Fútbol viaja este fin de semana a Asturias con la mirada puesta en traerse los tres puntos de vuelta a casa. Con plena confianza y ánimos renovados tras la primera victoria de la temporada, cosechada el pasado domingo en Pasarón ante el Tudelano, los granates tratarán de alcanzar ahora un triunfo a domicilio, algo que se les resiste desde hace más de cuatro meses. Y es que para recordar la última victoria fuera de casa del Pontevedra, sus aficionados deben remontarse al pasado 26 de abril, cuando en el campeonato de tercera división -jornada 35- venció al Rápido de Bouzas en el Baltasar Pujales por 1 a 2, con tantos de Mouriño y Pedro García.

Después de aquel encuentro, los granates empataron a uno en Cangas ante el Alondras -ya como campeones de grupo- en la penúltima jornada de liga. Unas tablas que supondrían además el último partido oficial en el que el Pontevedra consiguió marcar fuera de casa hasta el momento. Y es que en la fase de ascenso, la maldición -tanto de goles como, por tanto, de victorias- siguió haciéndose latente en vista de las derrotas sufridas en La Palma, Manzanares y Haro, las tres por el mismo resultado (1-0).

En casa, en cambio, la imagen del equipo cambia radicalmente y la suerte les viene de cara a los de Luisito. Ya en el playoff, perforaron la portería rival en hasta seis ocasiones en los tres partidos disputados. Jorge Rodríguez empató la fallida primera eliminatoria ante el Mensajero, mientras que Pablo Carnero y el propio Jorge sellaron la clasificación ante el Manzanares en la segunda ronda. Ya en el último y decisivo partido por el ascenso, Jorge Rodríguez, por partida doble, y el canterano Kevin Presa certificaron el regreso a Segunda división B.

En este inicio de temporada, el Pontevedra ya ha tenido dos oportunidades para poner remedio a este desfavorable bagaje. En la segunda jornada de liga, la visita a Cáceres se saldó con una nueva derrota por la mínima (1-0). En dicho encuentro, Luisito alineó juntos a los dos puntas del equipo, Pablo Carnero y Borjas Martín, pero la probatura se vio lastrada por la expulsión de Carnero apenas media hora después del pitido inicial.

Asimismo, en Copa del Rey, ante el Guijuelo, y con los menos habituales sobre el césped, los granates tampoco consiguieron ver puerta, quedando eliminados de la competición a las primeras de cambio. Ahora la plantilla se prepara ya para viajar Les Caleyes, un estadio en el que tratarán de poner a fin a esta mala racha y volver con la recompensa de los tres puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine