Pasarón debe ser una olla a presión

La afición granate tiene que llevar en volandas al equipo hacia un triunfo que le permita llegar a Puertollano con cierta tranquilidad ä La única novedad en el once puede ser la presencia de Crespo por David García

15.06.2014 | 01:14
El técnico Manu Fernández da instrucciones a sus jugadores antes del inicio de una sesión en A Xunqueira.

El Estadio de Pasarón lucirá esta tarde sus mejores galas para recibir a la 20.00 horas al Puertollano en el penúltimo encuentro de la temporada y que vaticina una lucha titánica por conseguir una de las plaza se ascenso a Segunda División B. El duelo de esta tarde cuenta con todos los atractivos posibles para conseguir un lleno en las gradas del campo de O Burgo. En juego está abandonar la Tercera División tras tres años de penurias, y precisamente ante el considerado peor contrario que les podía tocar en suerte, ya que los manchegos llegan avalados con dos récords en esta temporada. Es el equipo que más puntos sumó en la liga, un total de 98, pero además contabiliza un total de 88 goles en las 38 jornadas disputadas.

El Pontevedra no es precisamente un equipo con mucho poder ofensivo, lo puso de manifiesto en la liga, pero nadie se puede olvidar que de los cuatro encuentros jugados en la fase de ascenso no perdió ninguno. Ganó dos ante el Atlético de Granadilla, por un parcial de 4-0, y fue capaz de resolver su eliminatoria en Portugalete con un triunfo por 1-2, que le valió para llegar a esta situación que provoca una euforia total en la ciudad del Lérez entre todos los aficionados.

Todos son conscientes de que nadie daba un duro por encontrar al Pontevedra al final de liga en esta excelente situación. Todo lo que está sucediendo alrededor del equipo granate hay que agradecérselo al gran trabajo que viene realizando el cuerpo técnico desde que se fue Nando. El actual responsable, Manu Fernández, logró aunar las fuerzas en la plantilla, a pesar de las muchas penurias económicas que padecieron los futbolistas durante muchos meses. El joven entrenador logró contagiar a la plantilla con su optimismo y demostrarle que trabajando se podían recuperar puestos y llegar a este momento como uno de los grandes favoritos para el ascenso.

De todos modos, Manu Fernández quiere evitar la euforia que se vive alrededor del equipo y por ello consiguió que el consejo de administración le permitiese concentrarse durante esta mañana en un hotel de Noalla (Sanxenxo), como ya hizo en el anterior partido en Pasarón ante el Atlético Granadilla.

De todos modos, no podrán evitar el recibimiento que les ha preparado la Asociación de Peñas a la hora de entrar en Pasarón. Allí se darán cita más de cien personas para demostrarle la confianza que tienen en que puedan superar esta reválida tan importante.

A nivel deportivo, el técnico decidió concentrar a los veinte jugadores que forman parte de la plantilla, aunque Luismi, Caco y Yago Vázquez están descartados, o bien por lesión, o por sanción. Lo más posible de cara al enfrentamiento ante el conjunto manchego es que jueguen los mismos que lo hicieron en Tenerife, con el cambio de Crespo por David García, aunque también tiene opciones Lede.

El once inicial podría ser el siguiente: Edu, Adrián Gómez, Pablo, Miguel, David Feito, Tubo, Crespo, Kevin Presa, David Pérez, Fran Fandiño y Pablo Carnero, con Paco, Moreira, Lede o David García, Kevin Levis y Benja, en el banquillo en el banquillo de la suplencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine