Los granates suman 9 jornadas sin perder

La última vez que cayeron derrotados en Pasarón fue en febrero ante el Laracha

14.06.2014 | 01:42
Tomás, Adrián Gómez, Tubo, Luismi y Pablo, en el entrenamiento de Pasarón.

El Pontevedra llega a la parte más transcendental del campeonato, en el que se juega el ascenso de categoría ante el Puertollano, con unos números que llaman al optimismo. No son los mismos de un rival que viene de sumar 98 puntos en el campeonato liguero, y marcar 88 tantos, pero son para tener en cuenta, tras el pésimo inicio del equipo en la competición.

Los de Manu Fernández encadenan nueve partidos consecutivos sin perder, tres de ellos en la fase de ascenso, pero además no conocen la derrota en el Estadio de Pasarón desde el pasado mes de febrero en donde cayeron ante el Laracha, un rival que luchaba por la permanencia en la categoría.

A partir de ahí, solo el Betanzos y el Boiro se llevaron un empate, ya que los granates se volvieron intocables en su campo, lo que les permitió llegar a las posiciones de ascenso. El único borrón en esta última fase fue el empate sumado en Dorneda, ante el último clasificado, que le impidió acabar como líder de la categoría.

La plantilla pontevedresa aprendió bien la lección y a partir de ahí se está portando como un equipo muy compacto, al que le es complicado hacer goles, de ahí que superase las dos primeras eliminatorias del play-off con relativa facilidad.

Uno de los artífices del buen momento del Pontevedra es sin duda su entrenador. A Manu Fernández no le tembló la mano a la hora de dejar fuera de la convocatoria a jugadores que a priori venían para ocupar un puesto en el once inicial, pero además le devolvió la confianza a otros que están siendo vitales en la recta final, como son los casos de Fran Fandiño, David Pérez o el joven Kevin Presa, que poco a poco se fue ganando un puesto entre los mejores.

El encuentro de mañana en Pasarón va a ser una reválida para muchos de los futbolistas que componen la plantilla, ya que no están habituados a este tipo de confrontaciones, y menos al ambiente que se espera en las gradas, y que recordará las grandes tardes en la que el Pontevedra luchaba por ascender a Segunda División.

El conjunto granate llegará a la cita en su mejor momento, y así lo demostró en la anterior eliminatoria en la ganó los dos partidos y no encajó ningún tanto, con un parcial de 4-0. La única ausencia significativa será la de Yago Vázquez, que fue expulsado en el campo de Granadilla cuando solo llevaba un minuto en el terreno de juego, por lo que tendrá que cumplir un partido de sanción.

Caco, que ya no participó en ningún partido de la fase, está totalmente descartado, mientras que Luismi sigue con sus problemas en la rodilla y es difícil que el entrenador se arriesgue a convocarle cuando tendrá que hacer algún descarte antes del choque.

En la parte extradeportiva, tanto en las oficinas del club, como en las taquillas de Pasarón, hay bastante fluidez a la hora de retirar los suplementos y la correspondiente entrada por parte de los abonados y aficionados.

Asociación de Peñas

El llamamiento realizado por los dirigentes de la Asociación de Peñas fue muy bien recibido por las diferentes peñas, por lo que se espera que el domingo desde las 16.00 horas, la Plaza de A Verdura, se llene de aficionados que compartirán dos barriles de cerveza, que patrocina uno de los locales de la misma, pero además hay algún grupo que tiene previsto acercarse ya por la mañana para comer y desde allí desplazarse a las 18.15 horas para recibir al equipo antes de entrar en el campo.

El club pondrá a disposición unas camisetas granates conmemorativas de la fase de ascenso, por el precio de 10 euros, que se puede adquirir en la tienda, que incluye el escudo oficial, el nombre del club y el lema "un sentimiento"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine