En el uno contra uno marca las diferencias

02.06.2014 | 01:59
En el uno contra uno marca las diferencias

A un nivel muy similar a los de compañero en el eje de la defensa. Ganó en tranquilidad, pero además se muestra contundente en algunas acciones.

El ahora capitán del equipo está pasando por un momento dulce de juego y él lo sabe,por eso intenta en cada jugada hacer peligro de cara a la portería rival. El primer tanto de ayer ante el Granadilla es para sacarse el sombrero, ya que pocos esperaban que lanzase desde casi 25 metros, pero además con una descomunal fuerza y colocando el balón en toda la escuadra. Su trabajo por la banda fue infatigable, y eso le hizo mucho daño al rival, que no sabía como pararle en el uno a uno. En el segundo gol tuvo la tranquilidad suficiente para controlar el balón, y enviarlo raso y fuerte, ante la desesperación de Saúl. Alfinal se retiró ante el gran esfuerzo realizado durante más de ochenta minutos en los que estuvo en el campo.

Tuvo poco tiempo para demostrar sus dotes de goleador, ya que entró cuando el equipo estaba medio roto debido al cansancio de algunos compañeros.

El central llegó a la parte más importante de la competición en un momento espectacular. Los delanteros no pudieron con él, pero además trató de jugar el balón.

El zaguero no le dio ninguna opción a su rival, ya que defensivamente estuvo perfecto. Le falta mejorar en los centros para crearle más peligro al rival.

Se le nota falta de ritmo, pero evidenció que puede crear mucho peligro con el balón controlado, aunque ayer la defensa canaria le frenó con bastantes faltas.

Otro gran partido del canterano. Se vacío en los primeros sesenta minutos de tanto correr. Está demostrando el gran fútbol que tiene en sus botas.

Es un jugador vital en estos momentos en el equipo por lo mucho que le aporta a sus compañeros. Ayer acabó jugando de lateral sin problemas.

Actuación completa del meta granate que no se complicó la vida en ningún momento y trato de jugar mucho con su defensa con balones al pie.

Salió para tranquilizar al equipo y lo consiguió a la perfección, pero además realizó un saque de falta directo que estuvo a punto de acabar en gol, tras rematar Levis.

Se le vio nervioso en los primeros instantes, pero con el paso de los minutos fue de menos a más y acabó haciendo una labor muy interesante en el centro.

Perdió la efectividad con la que llegó al inicio de la segunda vuelta. Ayer acusó el cansancio y eso hizo que tuviese que abandonar el terreno de juego.

Al delantero vigués solo le faltó el gol, porque él solo volvió locos a los defensas canarios. Ayer realizó dos jugadas que levantaron al público de los asientos.

Ayer demostró su experiencia en este tipo de partidos. Mandó en el centro del campo en las funciones de destrucción, pero también le aportó calidad al equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine