Los granates, a resolver en Pasarón

El Pontevedra quiere aprovechar la tormenta interna que vive el Atlético Granadilla tras la destitución de Tony Ayala ä David, segundo meta del equipo y titular en la primera vuelta, rescindió ayer su contrato con el club

01.06.2014 | 01:44
Varios jugadores granates durante el entrenamiento celebrado ayer en el campo de Burgáns en Cambados.

El Estadio de Pasarón revive hoy los grandes días con motivo del partido de ida de la segunda eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División B que enfrentará al Pontevedra y al Atlético Granadilla, el representante canario que finalizó la liga como primer clasificado. Será una eliminatoria muy igualada, pero a la que los granates llegan con la máxima motivación tras ser capaces de eliminar al Portugalete en la anterior, algo que no pudo hacer su rival ante el Mallorca B.

En las últimas horas se ha producido una serie de hechos en el conjunto granate que le pueden favorecer en el partido que se juga mañana a las 20.00 horas. El cese fulminante de Tony Ayala, a tres días del partido, no se entiende, pero es que además de la impresión que en el club canario existen otros problemas más graves, lo que le llevó a su meta David a pedir la rescisión de contratro

El cambio de entrenador parece que es debido a que los jugadores no comulgaban con las enseñanzas del técnico, mientras que éste afirma que "es una decisión de la directiva, no de los jugadores, ya que yo cumplí mi cometido de dejar al equipo de primero al final de la fase regular".

Por lo de pronto, el Granadilla llegará a la ciudad del Lérez con Alfonso Donate, su anterior director técnico, como entrenador, lo que sin duda pone en duda la actuación de los dirigentes que no están dejando al club en buena situación. Su intención de cara al partido de vuelta en Granadilla es poner el partido el sábado a las 16.00 horas, lo que sin duda trastocaría todos los planes del equipo granate.

Apelan a que ese día es festivo en la ciudad y que los alrederores del campo no se podrían utilizar como aparcamientos, algo que los informadores de la misma localidad niegan rotundamente, y que solo se trata de un capricho de la directiva.

El Pontevedra quiere llegar a las islas con la eliminatoria resuelta, como ya hizo anteriormente el Mallorca B, que resolvió con cuatro tantos en su campo. Lo que está claro es que el Pontevedra saldrá al terreno de juego con otra motivación especial con respecto al partido que jugó hace quince días ante el cuadro vasco.

El técnico granate, Manu Fernández, no permitirá ninguna concesión a sus jugadores a la hora de llevar las riendas del partido desde el pitido final. No se obsesiona con marcar pronto, pero por lo menos evitar que el rival se crezca como lo hizo el Portugalete en los primeros veinticinco minutos del partido.

En relación al once inicial, todo hace pensar que Fernández quedó muy satisfecho del trabajo de su equipo en La Florida, y que podría situar a los mismos jugadores, es decir, salir con Edu en la portería, una línea defensiva formada por Adrián Gómez, Pablo, Miguel y David Feito, dejando en el centro del campo a Tubo, Pedro Crespo, Kevin Presa y David Pérez, para dejar en punta a Fran Fandiño y Carnero. Lo más probable es que en el banquillo estén Paco, Moreira, Lede, Kevin Levis y Benja. El equipo se concentrará por la mañana en un hotel en la localidad de Noalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine