balonmano - División de Honor Plata

García-Alén: "Quería dimitir, pero ante la situación del club no lo voy a hacer"

El presidente teucrista afirma que "no pagarle a Hacienda sería cometer un suicidio"

01.05.2014 | 02:01
Carlos García-Alén, durante la asamblea extraordinaria del club. // Rafa Vázquez

Carlos García-Alén, presidente de la SD Teucro, había anunciado en la asamblea extraordinaria su intención de presentar la dimisión a mediados del mes de mayo. En estos momentos, el dirigente afirma que "mi intención era dimitir, pero dada la situación actual del club no lo voy a hacer".

Añade que "voy a tratar de seguir hasta que finalice la temporada, porque tenemos que asegurar a nivel deportivo y administrativo la continuidad del club. Nadie podía pensar hace unos meses que correríamos peligro para mantener la categoría, pero las lesiones han provocado que nos tengamos que jugar el todo por el todo en las dos últimas jornadas ante el Torrelavega y el Barcelona B".

Reconoce el dirigente que "perder la categoría provocaría que las ayudas públicas se rebajasen a la tercera parte de las que recibimos ahora, por lo que no tendríamos la posibilidad de hacer frente al acuerdo tomado en el concurso de acreedores".

De cara al futuro, García-Alén confirma que "en estos momentos tenemos que afrontar un problema importante, o le pagamos a Hacienda y Seguridad Social, que es prioritario, o a los acreedores. No pagarle a Hacienda sería un suicidio porque sería cerrar el club. Nos tienen que entrar subvenciones por un dinero superior al que le tenemos que pagar a la Agencia Tributaria y nos quedaría algo para hacer frente a algunas deudas".

En relación a la solicitud presentada en la delegación regional de Hacienda en A Coruña, para aplazar los pagos, el presidente se muestra receloso al señalar que "no le veo una salida favorable a nuestra petición. Cada día, y lo sé por mi profesión, Hacienda está aplazando menos las deudas que tienen las empresas y no creo que con nosotros tengan una deferencia".

Admite que "seguimos buscando alternativas para paliar la situación. En estos momentos ya hemos logrado que los acreedores nos hayan condonado un total de 270.000 euros, pero todavía queda mucho para negociar para sacar esto adelante".

En el aspecto económico y la deuda con los jugadores, el dirigente afirma que "la mayoría, excepto lo que tenían cantidades pendientes de otros años están al día hasta el mes de enero. Lo que está claro es que la gente que forma parte de la plantilla no tiene que pagar para jugar, por eso queremos buscar un patrocinador que nos ayude a pagar lo que resta de temporada".

En relación a Javier Barrios, afirma "que no me extraña que esté desesperado. Creo que se le adeudan nueve o diez mensualidades, y es una persona que vive exclusivamente del balonmano".

En el aspecto deportivo, la plantilla regresó a los entrenamientos para preparar el trascendental choque del sábado en Torrelavega, en donde puede estar en juego la permanencia en la categoría. De cara a ese compromiso, Javier Barrios confía en contar con los mismos jugadores que se enfrentaron al Handbol Bordils. La intención, ante la falta de dinero, es que hagan el viaje el mismo día del partido con el fin de evitar gastos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine