Un infierno para históricos reencuentros

El Pontevedra se enfrentará la próxima liga a clásicos que vuelven a Tercera - El Choco, tras 32 años, se convierte en uno de sus rivales - El Arosa lo será si gana al Bertamiráns y luego hay saltos a Segunda B

22.05.2013 | 09:20
Varios jugadores del Pontevedra, durante una de las últimas sesión de entrenamiento. // Rafa Vázquez
Varios jugadores del Pontevedra, durante una de las últimas sesión de entrenamiento. // Rafa Vázquez

La tercera temporada en la que el Pontevedra luchará por el ascenso a Segunda B supondrá el reencuentro entre los granates e históricos clubes con los que no se cruzaba desde hacía varios lustros. A falta de que se concreten todos los equipos que competirán la próxima campaña, las novedades ya son significativas y les llevarán a medir sus fuerzas ante planteles como el Boiro, Cultural Areas, Grixoa o Choco. Este último lleva 32 años en busca de su vuelta a esta categoría, convertido en uno de los clásicos de Preferentes. El resto de rivales saldrán de los enfrentamientos Bertamiráns-Arosa y Portonovo-Laracha siempre y cuando los aspirantes a la división de bronce estatal les dejen hueco.

En el tiempo de descuento de otra decepcionante temporada, a punto de que el Pontevedra inicie sus vacaciones pendiente de prácticamente todo -desde los cambios en el cuerpo técnico a la plantilla, pasando por el estado económico del club- lo único seguro que hay para la próxima competición es esos primeros nombres en sumarse como nuevos integrantes de Tercera. El infierno para los granates, al tiempo que casi gloria para los que vienen de abajo, podría quedarse como un lugar en el que podrían ser los únicos de su especie. De los cinco grandes favoritos que había este año (Racing de Ferrol, Compostela y los filiales del Celta y Deportivo), fueron los únicos que se quedaron fuera del play off. Ahora, a la espera de cómo evolucione éste, podrían ser también los únicos de este grupo habituado a Segunda B que permanezcan en Tercera División.

La imposibilidad de que haya gallegos que desciendan de Segunda B, limita la entrada de nuevos equipos a los ascensos desde Preferente. Uno de los que queda aún por aclarar si subirá o no es también uno de las entidades gallegas que más años han militado en esta división. El Arosa, con más de 50 años en Tercera, tiene cerca su regreso. Pero para ello tendrá que ganar la eliminatoria contra el Bertamiráns y luego esperar que los clasificados en el play off den el salto a Segunda B. La cita de ida de los de Vilagarcía es este fin de semana en A Lomba. La vuelta, el siguiente domingo. La posible vuelta del Arosa supondría otros reencuentro entre dos planteles que también llevan más de tres decenios sin disputar un encuentro de competición liguera.

Las opciones que también mantiene el Portonovo son seguidas de cerca por el Pontevedra, puesto que si se llegan a dar las circunstancias para su regreso a Tercera, los granates se verían beneficiados al incorporar a un adversario próximo geográficamente. Los cuatro descensos que se han producido evitan que los granates tengan que enfrentarse a dos de los adversarios más distantes (Narón y Bergantiños), aunque también a otros dos bastante cercanos (Villalonga y Céltiga).

Enlaces recomendados: Premios Cine