En juego, solo el orgullo profesional

El partido de esta tarde (17.30 horas) en la ciudad deportiva "El mundo del fútbol" es un puro trámite para el Pontevedra - El filial coruñés se juega la tercera posición, pero no depende de sí mismo para lograrla

19.05.2013 | 00:00
Milo Abelleira durante un entrenamiento celebrado en Pasarón. // Gustavo Santos
Milo Abelleira durante un entrenamiento celebrado en Pasarón. // Gustavo Santos

El Pontevedra afronta la última jornada del Campeonato de Liga de Tercera División sin ninguna motivación, ya que sea cual sea el resultado, los granates ocuparán al final del día la quinta posición en el clasificación. Esa situación provoca que el choque que se juega a partir de las 17.30 horas en la ciudad deportiva "El mundo del fútbol" en Abegondo ante el Deportivo B solo tenga interés para los locales, pues un fallo del Compostela le dejaría en la tercera posición para jugar el play-off de ascenso.

De todas formas, los componentes de la plantilla granate pretenden cerrar el ejercicio lavando la imagen de los dos últimos encuentros en donde tiraron por la borda la posibilidad de alcanzar la fase de ascenso al perder en Vilalonga, pero además en Pasarón dejaron mucho que desear ante el Betanzos.

Milo Abelleira tratará por todos los medios de hacer el equipo más competitivo que pueda ya que en juego también está su renovación como director deportivo. En la próxima semana se reunirá con el Consejo de Administración, por lo que un triunfo le puede avalar de cara a las negociaciones.

El técnico no podrá contar con Cristóbal Juncal y Moisés Pereiro, por lo que posiblemente ya no volverán a vestir la camiseta granate, ya que su rendimiento no fue acorde con lo que cobraban. Ambos tienen que cumplir un partido de sanción. Tampoco está en la convocatoria Jacobo, en este caso, por problemas físicos. El de Bueu sigue con sus problemas en el talón de Aquiles, algo que preocupa en la entidad, ya que es uno de los jugadores a renovar.

Todo hacía indicar, tras conseguir la permanencia automática el filial, que Milo llamaría a alguno de los futbolistas que militan en el equipo juvenil y en el filial, pero al final los únicos incluidos en la convocatoria son el meta Edu, porque Lloves tiene problemas físicos, y el delantero Buba, que va a tener otra oportunidad de demostrar sus cualidades y hacerse con un puesto para la próxima campaña.

El once posible será el que forme con Lorenzo en la meta, una línea defensiva formada por Adrián Gómez, Pablo, Yago Vázquez, Nano; Tubo, Iago Paz, Caco, David Pérez, mientras que arriba estarán Stefan y Santi Domínguez. En el banquillo estarán Edu, Sestelo, Fran Fandiño, Richi y Buba.

Enlaces recomendados: Premios Cine