Un esbozo del equipo para el futuro

Con todo decidido, Milo Abelleira puede aprovechar el partido en Abengondo ante el Deportivo B para sentar las bases del cuadro granate - El técnico no puede contar con jugadores que no seguirán el próximo año

18.05.2013 | 00:00
Tomás, Cristóbal Domínguez y Javi Pazos tras un entrenamiento en A Xunqueira. // Rafa Sáez
Tomás, Cristóbal Domínguez y Javi Pazos tras un entrenamiento en A Xunqueira. // Rafa Sáez

Sidibé - Jugador del Deportivo B

Milo Aboliera todavía no sabe cual será su futuro en el Pontevedra, probablemente acepte la oferta que le realizó el Consejo de Administración para seguir solo como director deportivo en las próximas temporadas, por lo que el encuentro de mañana en Abegondo, en lo que los granates no se juegan nada, puede ser una buena ocasión para sentar las bases del equipo de cara al próximo año.

El actual técnico ya manifestó que la primera intención del club era ofrecerle la renovación a los más jóvenes de la plantilla, entiéndase Buba, Javi Pazos, Pacheco y alguno más de los que ya debutaron esta temporada en Tercera División.

La ausencia de Cristóbal Juncal y Moisés Pereiro, ambos por sanción federativa, le permitirá al entrenador situar en su lugar a otros futbolistas que tienen una buena trayectoria deportiva y que pueden ser el futuro de la entidad. La única ausencia significativa será la de Jacobo, con un problema en el talón de Aquiles que le puede tener apartado durante varias semanas. El de Bueu, en caso de aceptar la oferta, tiene que ser uno de los referente del Pontevedra en la próxima campaña tras su excelente trabajo.

Tanto el técnico pontevedrés como la directiva todavía no quieren desvelar el futuro proyecto. En el momento en que Abelleira acepte el nombramiento, el club no puede dejar pasar el tiempo y tiene que confeccionar la plantilla con la máxima urgencia para evitar que jugadores importantes pueden irse a otros clubes, y para ello es necesario elegir cuanto antes quien será el responsable del plantel.

En la masa social comienzan a estar preocupados, y es normal, por conocer el planteamiento de la entidad de cara a la próxima temporada. Es el momento de volver a ilusionar a la afición tras el varapalo que se llevó en las dos últimas temporada, sobre todo en esta, en el que el equipo no consiguió meterse entre los cuatro primeros.

El choque ante el Deportivo B puede ser un punto de inflexión para corregir los defectos de las dos últimas campañas y buscar un equipo competitivo, que pueda llevar a la entidad a Segunda División B.

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine