baloncesto - Campeonato de España Junior

El Peixegalego no pudo tomarse la revancha

El Cajasol fue muy superior durante los cuarenta minutos, por lo que los locales se enfrentarán al Unicaja

15.05.2013 | 10:13
Alberto Abalde da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto en el partido de ayer. // Santos Álvarez
Alberto Abalde da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto en el partido de ayer. // Santos Álvarez

peixegalego 53
Rafael Malaquias (4), Víctor García (7), Kyrylo Podkovyrov (17), Cedric Belemene (12), Edmond Koyanouba (11) -cinco inicial- Rodrigo Gómez, Pablo López (2), Rodrigo Pulleiro y Víctor Otero.
cajasol 77
Gabriel Herrera, Kristaps Porzingis (24), Adrián Camino (11), Guillermo Corrales, Casper Wildemast (2) -cinco inicial- Karl Jurjens (5), Adrián Martínez, Adrián Carrión, Andrés Díaz, Diego Gallardo (15), Volodymyr Orlov (5) y Maksim Salash (15).
Marcador por cuartos: 10-19, 8-19 (descanso), 12-15, 23-24 (final).
Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la fase inicial que se jugó en el Pabellón de A Raña, ante la presencia de unos 500 aficionados.

El Marín Peixegalego no pudo tomarse la revancha de la final del Campeonato de España de Cadetes que se celebró el pasado año en la villa, al perder ante el Cajasol, por un contundente y claro 53-77, que demuestra el potencial del equipo sevillano, que está entre los favoritos para lograr el título junior en la competición que se está celebrando en Marín, Pontevedra y Cambados.

En las filas de ambos equipos había jugadores que ya estuvieron en la final del pasado año, pero en esta ocasión, no hubo lugar a la sorpresa, ya que el Cajasol fue muy superior desde el primer momento. Dominó en el juego anterior, pero además cuenta en sus filas con jugadores de mucha calidad individual que fueron los que rompieron el partido.

Al descanso ya se llegó con un claro 38-18 que dejaba a los marinenses sin opciones a poder remontar en el marcador y hacerse con la primera plaza del grupo, y de esa forma eludir tener que enfrentarse en los octavos de final al Unicaja, otro de los aspirantes a llevarse el trofeo para sus vitrinas.

En esta ocasión, los de Alberto Abalde no estuvieron cómodos sobre la pista. Los jugadores más importantes no fueron capaces de resolver en los momentos más importantes. Tras el descanso y con la ventaja adquirida, el cuadro sevillano bajó el ritmo y eso provocó que el Peixegalego no perdiese por muchos puntos, ya que el parcial de los últimos veinte minutos fue de 39-35.

Lo más resaltable de la jornada fue el excelente ambiente que se vivió en las tres sedes, y se espera que en los octavos de finales sean muchos más los aficionados que se den cita para presenciar el excelente juego de las promesas del baloncesto nacional. El Peixegalego tendrá que sufrir y mucho ante el Unicaja, pero sin duda el choque entre ASEFA Estudiantes y Cajasol, será el más espectacular de toda la jornada.

Enlaces recomendados: Premios Cine