balonmano - Fase de ascenso a Asobal

El Teucro gana la final de consolación

Los azules mejoraron con el paso del tiempo y conservaron la calma en el tramo final

13.05.2013 | 07:32
José Manuel Rial, máximo goleador ayer, realiza un lanzamiento durante un partido anterior. // Rafa Vázquez
José Manuel Rial, máximo goleador ayer, realiza un lanzamiento durante un partido anterior. // Rafa Vázquez

teucro 34
Juan Bar, Toño Fernández, David Chapela (4), Miguel Porto, Tomás Moreira (4), José Manuel Rial (9) y Borja Pedreira (3) - equipo inicial -. También jugaron: Aarón Vidal, Álex Pombo (3), Didac Villar (5, 2p), Carlos García (5, 2p) y Miguel Sío (1).
alcobendas 33
Donderis, Beret (3), Sergio Mellado (2), Kramarz (3), Alejandro Márquez (8), Manuel Catalina (1) y Gimeno (4, 1p) - equipo inicial-. También jugaron: Castaño (4), Beltza (1), Nicolás López, Tejón, Gonzalo Carró, Adrián Prieto, Sergio Iglesias y Mikel Muñoz (7, 1p).
marcador al descanso: 14-15.
Árbitros: Bohigas Estela y Castañer Girbes, del colegio de Valencia. Excluyeron por parte del Teuro a Toño Fernández, Chapela (2), Miguel Porto, José Manuel Rial (2), Carlos García, Borja Pedreira y Miguel Sío. Por parte del Alcobendas, a Mellado, Kramarz, Beltza, Alejandro Márquez, Manuel Catalina, Gonzalo Carró (2), Adrián Prieto y Sergio Iglesias.
Incidencias: Partido por el tercer puesto en la fase de ascenso a Asobal disputado en el Pabellón Artaleku de Irún (Guipúzcoa).

El Teucro se vuelve de Irún con la única satisfacción de haber ganado un partido. La final de consolación por el tercer puesto cayó del lado azul tras un disputado encuentro contra el Alcobendas. Una victoria cuya premio fue el de tener un agradecimiento a la afición pontevedresa que le acompañó durante este fin de semana y que el día antes quedó desolada ante la eliminación a manos de Bidasoa.

Los azules dejaron tristezas a un lado, pero les costó entrar en el partido, como también les había pasado en la semifinal. Y también como entonces, fue capaz de recuperarse para igualar el marcador cuando ya estaba mediado el primer período. Javier Barrios y los suyos corrigieron las precipitaciones iniciales y sus problemas para contener al rival para, a partir de entonces, dar pie a un encuentro en el que la igualdad en el marcador fue la tónica dominante.

A pesar de que nuevamente hubo polémica con la multitud de exclusiones que sufrieron los teucristas, esta vez llegaron con vida a los instantes más decisivos. La templanza del equipo y los aciertos de Juan Bar en este tramo final permitieron apuntalar la victoria por solo un gol de diferencia.

Tras este partido, arrancó la final por el ascenso de categoría. El Bidasoa, que había sido verdugo del Teucro cayó ante el Ángel Ximénez (26-28), nuevo integrante de Asobal. Los cordobeses acompañan así al Gijón como equipo ascendido.

Enlaces recomendados: Premios Cine