La apatía como mayor rival granate

El Pontevedra afrontará su último partido de Liga en Pasarón aún sin haberse repuesto de la decepción vivida en Vilalonga - Los jugadores reconocen el hastío y en el club ya solo se piensa en el futuro

11.05.2013 | 09:46
Stefan y Lorenzo, en actitud pensativa, durante uno de los últimos entrenamientos. // Rafa Vázquez
Stefan y Lorenzo, en actitud pensativa, durante uno de los últimos entrenamientos. // Rafa Vázquez

El Pontevedra tiene que enfrentarse a dos rivales antes de terminar la temporada, pero en una recta final sin posibilidades ni objetivos de ningún tipo la apatía y la dejadez pueden haberse convertido en los principales problemas para el equipo. Tras la decepción sufrida en Vilalonga al encajar la goleada que le dejó definitivamente fuera del play off, los granates están en tierra de nadie y sin más motivación que la de concluir el calendario. El futuro, tanto de jugadores como del cuerpo técnico, se ha convertido en la única preocupación.

La pasividad en la que ha quedado instalado el plantel tras apearse de la carrera por la fase puede derivar en nuevos fracasos en estas dos jornadas restantes que aumenten la sensación de mal sabor de boca. Todo mientras el rival que visita mañana Pasarón, el Betanzos, llegará aún al máximo de intensidad para evitar disgustos y así atar matemáticamente la permanencia antes del fin de semana de despedida de la competición.

Desde el equipo jugadores como Tubo han apuntado a las obstáculos que supone preparar los partidos con un estado anímico tan mermado. Pero han hecho un llamamiento a la recuperación del orgullo. Así se ha indicado que "entre todos" tratan de superar lo ocurrido para afrontar con mayor autoestima lo que queda de calendario. De todas maneras, los jugadores son conscientes de que de su rendimiento aún dependen otras posiciones en la clasificación. Además, en cuanto al partido de mañana, en el vestuario se ha hablado de la intención de al menos despedirse de la afición con un triunfo en agradecimiento "a su apoyo durante los últimos meses", comentaba el centrocampista granate a principios del plan de trabajo de esta semana.

Si bien en la plantilla la disputa de esta cita contra el Betanzos y de la siguiente y última contra el Deportivo B ya no se asumen con el mismo interés que los encuentros anteriores, también en el club han apartado la mirada de esta liga para ponerla ya en la próxima. Poco o nada se ha hablado del encuentro de este fin de semana. La planificación de la próxima campaña entra ya en liza.

Milo Abelleira habría apuntado a los responsables del club la conveniencia de empezar con las renovaciones de jugadores que serían importantes para la búsqueda del ascenso la próxima campaña. Así, ha recordado que este tipo de negociaciones "es una cuestión de tiempo" y aconseja al club a que se ponga cuanto antes a negociar. Pese a todo, no está claro aún en qué condiciones se haría cargo de únicamente la faceta de director deportivo, ya que todo hace indicar que no seguirá como entrenador otra temporada más.

Enlaces recomendados: Premios Cine