El Pontevedra perdona y se aleja del play off

Los granates suman su tercer empate consecutivo tras un partido en el que tuvieron al Barbadás bajo control pero al que dieron alas durante la segunda parte

18.03.2013 | 08:20
El Pontevedra perdona y se aleja del play off
El Pontevedra perdona y se aleja del play off

El Pontevedra tenía apretado el puño ante el Barbadás. Agarró al rival durante 45 minutos, pero abrió la mano y le dio alas. Se escapó y planteó problemas durante la segunda parte a pesar de terminar con un jugador expulsado. Los granates ven ahora como la zona de play off se queda algo más lejos, un punto más de lo que ya estaba. El resultado aumenta la presión ante lo cerca que están los perseguidores: la octava plaza está solo dos puntos por debajo.

El equipo granate incumplió así el dicho de que lo que bien empieza, bien acaba. Salió al campo concienciado de la necesidad de sumar los tres puntos. La victoria del Deportivo B el día anterior le obligaba a ello para evitar verse aún más alejado del play off. Arrancó con intensidad. El dominio, sin ser aplastante, impidió los acercamientos del rival. El Barbadás fue incapaz de plantear ni una sola acción de peligro durante toda la primera parte.

Los granates, con su presión arriba, lograron que sus adversarios fallasen pronto. Tras unos acercamientos iniciales, el ataque pontevedrés forzó que Vieites metiese el brazo para parar una jugad. A continuación, el penalti que marcó Jacobo. La cita se ponía de cara con solo un cuarto de hora disputado.

Pese a las cinco ausencias con las que Abelleira y los suyos llegaban a esta vigésimo novena jornada, el plantel no daba muestras de echar en falta nada. La maquinaria estaba engrasada y no tenía intención de detenerse. El autor del que fue el único tanto local, el 'killer' de Bueu, como le llaman por la megafonía de Pasarón, volvió a marcar las diferencias. Hasta el descanso fue el hombre temido por el Barbadás. La mejor ocasión para el segundo gol también llegó de sus botas, con un potente disparo en el minuto 24 que se estrelló en el larguero al saque de un córner.

Los anfitriones controlaron sin problemas el fútbol de los primeros 45 minutos. Un juego práctico, sin florituras, pero efectivo. No hubo desesperaciones y eso llevaba a otras afinadas oportunidades. La entrada del juvenil Pibe, que debutaba con el equipo, ayudó a que el plantel llegase con bríos renovados al final de este primer tiempo. Moisés, que ya había estado a punto de marcar con un saque de falta que rozó el larguero, remataba de cabeza en el minuto 40 una jugada iniciada por el canterano.

Sin embargo, el encuentro dio un giro tras la reanudación. El Barbadás empezó con más mordiente y el Pontevedra dejó de sentirse cómodo sobre el césped. Su juego se hizo más conservador y eso acabaría por pasarle factura. Los de Jorge Regal crearon problemas y ya solo dos minutos después de que empezase este segundo tiempo el Pontevedra tenía que sacar a trompicones un balón que se le había colado en el área pequeña. A los granates se les habían acabado las ideas y los visitantes empezaron a tomarle las medida. Los balones que antes no se escapaban ahora sí empezaban a hacerlo. Fran sacó provecho de uno de ellos. A la contra, y tras un pase del delantero Rafita, lograba poner el empate en el marcador. Un premio quizás excesivo para sus méritos, pero que hacía recordar a los pontevedreses que no se puede vivir de lo ya hecho. Abelleira y los suyos, que tantas veces se han quejado de la facilidad con la que los contrincantes hacen diana pese a tener escasos acercamientos, una vez más no ponían remedio y esperaban hasta el final para tratar de hacerse con los puntos.

Jacobo y Stefan lo tuvieron cerca, con dos ocasiones cada uno durante el último cuarto de hora. Pero las prisas del final no se le suelen dar bien al Pontevedra. Ni siquiera la ventaja numérica (el Barbadás jugó con 10 hombres desde el 73 por la expulsión de Nacho Currás) ni la irrupción de Javi Pazos para buscar mayor fortaleza ofensiva fueron capaces de remediar la situación.

A pesar del desgaste y el esfuerzo que realizó el equipo durante este último tramo de encuentro, el objetivo de la necesaria victoria se quedó en el aire. Por tercera jornada consecutiva sumó un empate, algo que a estas alturas del campeonato resulta insuficiente para estar en el play off. Por suerte para sus intereses, los cuatro equipos que tiene por detrás también firmaron las tablas, lo que hace posible que continúe en la quinta plaza.

Enlaces recomendados: Premios Cine