Btt - Máster 40

Un dezano entre extraterrestres

El lalinense Julio Couto cierra la temporada con una brillante actuación en las World Series de Aínsa

18.12.2015 | 02:41
Couto en pleno descenso de las World Series del Aínsa, el pasado mes de septiembre.

Es tan exigente consigo mismo que reconoce no haber acabado todo lo bien que quisiera la temporada después de codearse con auténticos superhombres en el Mundial de BTT. El lalinense Julio Couto disfruta practicando uno de los deportes más extremos y lo hace preparándose de manera concienzuda para todas y cada una de sus pruebas. Como los toreros, el dezano supo sobreponerse a lesiones importantes para acabar entre los 60 mejores del mundo de su especialidad en una prueba, la de Aínsa, donde la dificultad es extrema. Ahora descansa y ya piensa en próximos retos.

Julio Couto reconoce que la temporada que finalizó el pasado mes de septiembre en los Pirineos fue complicada. "Empecé en enero-febrero después de lesionarme un mes antes y tardé en recuperarme", asegura. Couto se estrenó en Galicia en O Condado con un enduro BTT que "salió razonablemente bien para ser la primera". El lalinense repitió en la Vigo Contest semanas después, en la que estrenó una nueva montura más moderna y de mejor factura para la práctica de este deporte. En la carrera olívica, Couto corrió más pendiente de no caerse y, sobre todo, de acostumbrarse a la bicicleta y "acabé con un mal sabor de boca, pero acabé".

Superados los titubeos iniciales Julio Couto afrontó el Open de España, que este año constó de las pruebas de Tui, Ojén (Málaga) y Castejón de Sos (Huesca). "Fui con la esperanza de acabar como mínimo entre los diez primeros de mi categoría, que fue la posición en la que acabé el año anterior", indicó el ciclista lalinense. Las fuerzas fallaron en la prueba tudense, donde ni siquiera llegó a participar, pero Couto llegó en condiciones a la carrera de Ojén donde "hice dos días de entrenamientos previos y en los entrenamientos obligatorios me caí varias veces. A pesar de todo, el primer tramo del domingo lo hice muy bien, pero de nuevo me volví a caer, aunque acabé la carrera contento por el hecho de terminar porque fue una carrera durísima, con un terreno que se deshacía y con temperaturas de 40 grados". En la última prueba del Open de España, Julio Couto lo pasó "bien, fue divertido y acumulé puntos, y acabé en el puesto número 15, que no está nada mal después de todo lo sucedido".

Mundial

Superadas las vicisitudes, Julio Couto viajó a los Pirineos en septiembre con el objetivo de llegar bien físicamente a las World Series de la especialidad, una cita sólo para elegidos. "Ahí pensar en conseguir una clasificación es realmente complicado. Pensé que andábamos en bici hasta que llegué allí porque esos tíos son marcianos a nivel físico", afirma. El ciclista lalinense consiguió terminar una de las carreras más duras del panorama internacional y bromeó recordando que los ingleses utilizan la expresión chicken line para denominar "una línea gallina que hay en todas las pruebas como una escapatoria. En el Mundial no hay ninguna chicken line, o pasas por donde tienes que pasar o te bajas".

Al igual que sucedió en el Open de España, Julio Couto finalizó el Mundial "muy bien porque estoy en el puesto 61 y conseguí hacer un punto en todo un Mundial". La proeza del lalinense se plasma en su mirada cuando explica estar "muy contento por poder correr al lado de los auténticos dioses del enduro, gente profesional que se dedica sólo a eso, que es de lo que viven". Couto añade sobre sus compañeros de aventura pirenaica diciendo que "es más fácil saltarlos que rodearlos", en relación a su enorme poderío físico. El Mundial está dominado por ingleses y norteamericanos, con algunos de los cuales el ciclista lalinense tuvo ocasión de coincidir en el hotel donde se alojó durante su estancia en Ansía. "Es impresionante porque son unos atletas de verdad todos ellos", señaló el corredor dezano.

Julio Couto regresó a su tierra con la sensación de haber cumplido un sueño tras finalizar las World Series, pero no remató su preparación porque aún tuvo tiempo para trasladarse a A Coruña para participar en un curso organizado por el club coruñés Ciclos Quintena, que impartió Óscar Sáez, uno de los grandes gurús de las especialidad a nivel nacional e internacional "con el que aprendí muchísimo". La intención de Julio Couto es retomar la competición la próxima campaña luciendo los colores del emblemático conjunto herculino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine