Triunfo sobre el barro en Ribadeo

15.02.2016 | 06:06
El Ribadumia sumó tres puntos muy importantes ante un rival directo como el Ribadeo. // Iñaki Abella

Triunfo de trabajo y garra el logrado por el Ribadumia ayer. Una victoria que vale algo más que tres puntos, ya que permite a los aurinegros dejar atrás a un rival directo en la lucha por la permanencia, asegurarse el golaverage y consigue salir de los puestos de descenso, que ve ya a dos puntos de distancia. Uno de los principales temores de David Sierra antes del encuentro era la situación en la que se encontraría el campo del Pepe Barrera, cuyo estado podía dificultar el juego de toque y combinación que practica el Ribadumia. Los primeros presagios se cumplieron ya en el calentamiento, cuando cayó una tromba de agua que embarró por completo el campo y obligó a los dos equipos a recurrir al juego directo y a la segunda jugada, ya que la elaboración resultaba prácticamente imposible.

Pese a no ajustarse el terreno de juego a las condiciones del Ribadumia, los pupilos de David Sierra, tras sufrir el arreón inicial de los locales, supieron adaptarse a las circunstancias y sacar partido de ellas aprovechando las ocasiones claras de gol que tuvo durante el encuentro. El partido se inició con el Ribadeo volcado sobre la meta de Javi Sánchez, mientras los aurinegros trataban de asentarse sobre el césped del Pepe Barrera. Los celestes tuvieron varias ocasiones tras embotellar a los aurinegros, pero no supieron concretarlas. El Ribadumia fue sacudiéndose, poco a poco, ese dominio, y comenzó a pisar el área rival. El encuentro se igualó con varias ocasiones y seguido de contraataques por ambos conjuntos. Una situación que duraría hasta el primer tanto del Ribadumia, en el minuto 36 de partido. Un primer gol a pies de Changui, tras quedarse solo en el área pequeña. Poco después, cuando el Ribadeo no había digerido el primer tanto, los visitantes volvieron a adelantarse en el encuentro tras otra acción de Changui.

El delantero boirense anotó un penalti cometido por Borja y que supuso su expulsión por roja directa, al parar con las manos un balón que se dirigía al fondo de las mallas.

La expulsión condicionó a ambos equipos, tranquilizó a los visitantes y aceleró a los locales. En la reanudación, Matos le dio el tercero a su equipo, al que le salía todo a pedir de boca. Tras un mano a mano ante Do Santos, batió al portero con facilidad.

Tras ello, y con el encuentro más que difícil para el Ribadeo, éste despertó con el gol de Rafa Casanova, también desde el área pequeña tras un penalti señalado por Alejandro del Río.

Finalmente, con el partido más que sentenciado, el Ribadumia sentenció el encuentro a domicilio, con el cuarto a pies de Changui - que se convertía en el pichichi del partido con su hat-trick- también de penalti.

En definitiva, 90 minutos con un terreno de juego muy pesado por las fuertes lluvias, dónde los locales no encontraron salida. No obstante, ambos siguen en la zona baja de la clasificación, con un Ribadeo último y con un Ribadumia que confirma su buena racha, solo cortada por el traspiés sufrido el pasado domingo ante el Arosa en A Senra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine