09 de abril de 2018
09.04.2018

Nuno Costa repite y Sandra Mosquera se estrena

El portugués se impone por segundo año consecutivo en una edición marcada por la lluvia - La viguesa gana por primera vez después de haber sido segunda el año pasado

09.04.2018 | 12:34
Nuno Costa repite y Sandra Mosquera se estrena
Medio Maratón Gran Bahía Vig-Bay desde Samil. // Alba Villar

Nuno Costa volvió y repitió triunfo. El atleta portugués afincado en Santiago se proclamó vencedor de la XIX edición del Medio Maratón Gran Bahía Vig-Bay, ganando por segundo año consecutivo al doblegar en un emocionante duelo al ourensano Alejandro Fernández y al corredor de Nigrán Iván Roade. En la categoría femenina, victoria para la mediofondista viguesa Sandra Mosquera, que parece haberle cogido el gusto a la larga distancia, y escala un puesto en la general tras haber sido segunda el año pasado, en la que era su primera participación.

Alrededor de 5.000 atletas, con 5.000 objetivos distintos se dieron cita en Samil para tomar la salida del medio maratón más multitudinario de Galicia. Ni el sol quiso perdérselo, ofreciendo momentos de tregua en una jornada caracterizada por el viento y la lluvia, que condicionaron visiblemente la carrera y la estrategia de los aspirantes al podio.

La carrera fue de menos a más. Fue Iván Roade el encargado de animar la pugna en cabeza. No es amigo el nigranés de reservarse nada y, sabiéndose en inferioridad en una llegada al sprint, a la llegada Playa América trató de descolgar a sus rivales. Nuno Costa, cuyo estado de forma era una incógnita hasta ayer, y Alejandro Fernández, que había presentado sus credenciales a repetir victoria (se impuso en la edición de 2014) con una gran actuación en la Interrunning, se mantenían firmes. También el marinense Pablo García llamaba a la puerta del podio.

Intentó Roade aliarse con el viento, incómodo acompañante durante la parte final, pero no tuvo suerte. Saliendo de Monte Lourido volvió a intentarlo. Cedió Pablo García. Se mantenía el trío de Costa, Fernández y Roade.

En A Ramallosa Nuno Costa lanzó el ataque definitivo. Se despegó unos metros y su ventaja fue suficiente para cruzar la meta en primera posición. El ourensano y el nigranés se aliaron, se dieron relevos, para intentar dar caza al luso. Ya estaba todo escrito. Costa cruzó la meta con un tiempo de 1.09:28, con solo cinco segundos de ventaja sobre Alejandro Fernández (1.09:33) y diez respecto a Roade, que completaba el podio (1.09:38).

Pablo García finalizaba cuarto (1.10:29) seguido por Anxo Castro (1.11:03) y por el incombustible Elías Domínguez, sexto con 1.11:15.

Mediofondistas

En la categoría femenina, paso al frente de la viguesa Sandra Mosquera. El año pasado, en su debut en la prueba y en la distancia fue segunda, a escasos segundos de la ganadora, que en 2017 fue Clarisse Cruz. Este año ha podido desquitarse y se ha subido al primer cajón del podio.

Sandra Mosquera, que anuncia su intención de pasarse a distancias más largas (10.000), demostró que su adaptación va por buen camino. Si el año pasado afrontaba la prueba a modo de diversión, éste venía a por la victoria, que empezó a fraguar a partir del kilómetro 10. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que estaba en condiciones de luchar. Así que plantó batalla a sus perseguidoras. Paró el crono en 1.19:03. La gala del Atletismo Femenina Celta fue otra de las sorpresas del día. Otra especialista de 1.500 que se defendía perfectamente en la larga distancia. Era su segunda participación en la Vig-Bay y finalizaba segunda, mejorando su marca de 2017 en más de ocho minutos (1.19:59). La aresana Paula Mayobre completaba el podio (1.20:43).

La polaca Justyna Wojcik entraba en cuarta posición (1.21:12), por delante de la canguesa María Jesús Gestido, ganadora en las ediciones de 2013 y 2015, que fue quinta (1.24:50), mientras que Diana Ruivo, reciente ganadora del Medio Maratón de Vigo y primera en la meta de Baiona en 2016, acabó sexta (1.28:10).

Entre los 5.000 participantes, se encontraba también un atleta especial, Eloy Iglesias. El corredor de Valga fue el primer corredor con deficiencia visual que competía en la prueba. Finalmente cumplió con su objetivo establecido y cruzó la meta en 1.40:10, después de disputar su primer medio maratón a finales de 2017 en Vilagarcía.

El alcalde de Nigrán, Juan González, es otro de los habituales de la carrera. Paró el crono en 1:55.59. Además, Eduardo Vieira, mentor de la Vig-Bay, no podía perdérsela tampoco (1.40:21).

El año que viene, en el vigésimo aniversario, la carrera ya ha anunciado de ofrecer, de manera excepcional, la opción de disputar un maratón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine