02 de abril de 2018
02.04.2018
Vela
Volvo Ocean Race

El Mapfre, frenado por el anticiclón

El barco de Sanxenxo pierde distancia con Brunel y Dongfeng, pero aspira a coger al Turn The Tide on Plastic

02.04.2018 | 18:45
Blair Tuke al timón y Ñeti Cuervas-Mons y Támara Echegoyen charlando durante una guardia.

Al Norte, frente a la costa argentina y lidiando con el anticiclón. El MAPFRE ha visto ralentizada su marcha en las últimas 24 horas debido a la alta presión que ya advertían los de Xabi Fernández en los últimos dos días. Por delante, los líderes también tendrán que sufrir una zona de viento en las últimas 30 millas a Itajaí, a donde podrían llegar a partir de la tarde de mañana martes. Mientras, el VO65 español cuenta con una nueva oportunidad para pelear por la cuarta posición. Turn The Tide On Plastic está 64 millas por delante cuando restan, para los barcos atrapados por el anticiclón, entre cuatro y cinco días de etapa.

"Lo que tenemos delante es un anticiclón que, desafortunadamente, los de delante ya han podido cruzar sin problemas mientras que a nosotros nos va a tocar lidiar con él", ha explicado el navegante Joan Vila esta mañana. "Esto significa muy poco viento y que vamos a perder bastantes millas con los líderes (Brunel y Dongfeng), aunque la ventaja es que tenemos barcos cerca y tenemos posibilidades de pasar a Turn The Tide on Plastic, porque ellos también se van a quedar con poco viento".

Lo cierto es que durante las últimas 24 horas la distancia entre el Mapfre y el barco de Dee Caffari, tal cual goma elástica, no ha dejado reducirse y estirar con cada parte de posiciones. El equipo español sabe que no será fácil, pero el ánimo a bordo continúa alto y no hay duda de que Xabi Fernández y su tripulación pelearán hasta la última milla por recortar todo lo posible. "Todavía seguimos luchando por conseguir una posición más. Lentamente nos acercamos a Turn The Tide on Plastic por lo que todavía tenemos la motivación para navegar a tope y los relojes van rápido", ha señalado el patrón vasco.

Terminar la etapa reina de la Volvo Ocean Race lo antes posible es el principal objetivo de los de Xabi Fernández, aunque el pit-stop en Cabo de Hornos y el anticiclón que los engulle ahora significan, inevitablemente, que la etapa va a ser más larga de lo previsto.

"El `routing´¡nos está dando cinco días más de navegación", "lamentaba" Xabi en su correo electrónico. Eso significa que el Mapfre llegaría a Itajaí entre el 7 y 8 de abril.

Lo cierto es que inicialmente se preveía que la etapa durase no más de 19 días, por lo que toda la carga relativa a comida, gas, etc. está calculada en base a esas cifras. Surge la duda si este retraso afectará de algún modo a la vida a bordo.

Rob Greenhalgh, jefe de guardia del Mapfre, sacaba importancia al tema. "Estaremos bien pero no tenemos grandes cantidades de comida para los próximos días. Creo que de comida liofilizada vamos bien pero nos estamos quedando sin snacks. Va a haber unos cuantos hambrientos cuando lleguemos a Brasil"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine