13 de enero de 2018
13.01.2018
balonmano - División de Honor Femenina

Las campeonas defienden su territorio

El Mecalia Guardés vuelve a la pelea por el título tras vencer en un gran partido al líder Rocasa que perdió en A Sangriña su condición de invicto tras diez triunfos seguidos

13.01.2018 | 02:06
Imagen de uno de los ataques del Mecalia Guardés durante el partido de ayer. // Marta G.Brea

El Mecalia Guardés vuelve a la pelea por el título de Liga a lo grande. En la tarde de ayer acabó con la imbatibilidad del líder el Rocasa Gran Canaria que había solventado con victoria los diez partidos disputados hasta ahora de Liga. La pista de A Sangriña volvió a ser talismán para las de José Ignacio Prades que se llevaron un partido que para ellas era una auténtica final. Cualquier resultado que no fuese una victoria las dejaba casi descartadas en la pelea por defender el título de Liga que habían logrado la pasada temporada. Y en ese momento de absoluta tensión las guardesas dieron la cara y se llevaron ante su entregado público un triunfo que las coloca a dos puntos de las canarias.

De paso, el Mecalia Guardés se saca, aunque de forma mínima, parte de la espina de permanecía clavada en su espíritu desde que hace unos meses las canarias se impusieran en Vigo en el duelo por la Supercopa.

El partido tuvo además la feliz reaparición de Estela Doiro que, tras una larga lesión, regresó a las pistas para demostrar su categoría como jugadora y como capitana.

No comenzó bien el partido para las guardesas a las que le llevó más tiempo del debido meterse en el partido, algo que aprovechó el Rocasa para escaparse en el marcador con un inquietante 2-5. Poco a poco la defensa fue funcionando pero Prades se vio obligado a pedir un tiempo muerto con un marcador adverso (6-8). Saltó a la pista Rebeca Castell y al poco tiempo consiguió el gol del empate de un partido que parecía condenado a un final muy igualado. A falta de cinco minutos para el descanso el Mecalia Guardés aprovechó un par de superioridades numéricas para colocarse por delante por primera vez en el partido. El Rocasa Gran Canaria aún así resistió para conseguir que el duelo llegase al descanso con tablas en el marcador (11-11).

En el comienzo de la segunda parte el equipo local salió en tromba, superó con facilidad a las canarias y consiguó su máxima renta (14-11) lo que obligó al entrenador visitante, Antonio Moreno, a solicitar tiempo muerto. La decisión del entrenador visitante dio su resultado y se acortaron las distancias con lo que fue Prades el que se vio obligado a parar el momento. El Mecalia encontró soluciones en ataque (brillante Africa Sempere una vez más) y en defensa el equipo convirtió en un martirio cada ataque del Rocasa.

A partir de ese momento solo hubo un equipo en la pista que fue bien arropado por su público y un gran juego por parte del Mecalia Guardés. Por las canarias cabe destacar la actuación de la ex jugadora guardesa Haridian Rodriguez que con 10 goles fue la máxima goleadora del partido.

Con esta victoria la Liga revive. El Mecalia se sitúa a dos puntos del Rocasa. Las campeonas no se entregan con facilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine