Fútbol - Copa del Rey

El Rápido se va "de copas" a Ponferrada

La eliminatoria, que será a partido único, se jugará el 30 de agosto en el Toralín

29.07.2017 | 01:52
Colo, del Rápido, conduce el balón. // Jesús Regal

Doce años después, el Rápido de Bouzas volvió a estar en el bombo del sorteo de la Copa del Rey. La segunda posición lograda la temporada pasada en el campeonato de Liga, permitió al equipo lograr esta histórica clasificación, que ayer tuvo su recompensa al conocerse el nombre del rival en primera eliminatoria.

De los cuarenta y tres equipos que entraban en el bombo, siete quedaron exentos de esta primera ronda, Atlético Baleares, Racing Ferrol, Hércules, Mallorca, Alcoyano, Fuenlabrada y Mérida. En el bombo, equipos de renombre como el Racing de Santander, Murcia, Cartagena o Ponferradina, y fue precisamente este último el que le tocó en suerte al equipo entrenado por Borja Jiménez.

La eliminatoria se jugará a partido único en el campo del equipo de menor categoría, pero como Ponferradina y Rápido jugarán la próxima temporada en Segunda División B, el campo fue a sorteo y la suerte decidió que el escenario sea el Campo del Toralín de Ponferrada, disputándose el encuentro el próximo miércoles treinta de agosto, en horario todavía por definir.

Para que los aficionados del conjunto aurinegro pudieran ver a su equipo disputando un partido de Copa del Rey, el Rápido tendría que eliminar a la Ponferradina, y en segunda ronda se vería las caras con el Atlético Baleares, ésta vez en el Baltasar Pujales.

A pesar de la dificultad de la eliminatoria, para los jugadores del Rápido ese partido sería una brillante puesta de largo tras los dos primeros compromisos ligueros frente al Guijuelo en Bouzas y una semana más tarde en Pasarón ante el Pontevedra. El Toralín es uno de los campos importantes del fútbol nacional, y sería un partido para guardar en el recuerdo.

La Ponferradina está entrenado por Carlos Terrazas, y en sus filas figuran jugadores tan conocidos como Yuri, que militó en el Pontevedra en dos etapas. Para el cuadro leonés, el objetivo de esta temporada pasa por lograr la clasificación para la fase de ascenso a Segunda División B y su posterior retorno a Segunda.

Mientras tanto, el equipo entrenado por Borja Jiménez continúa trabajando para llegar a la primera jornada en la mejor forma. El técnico tiene que conjuntar a muchos jugadores, y lo que falta por llegar, que podría caer en los próximos días. El equipo necesita partidos amistoso para que los jugadores se conozcan y por el momento ya han disputado dos. El sábado pasado ante el Choco, con victoria por 3-1, y el miércoles ante el Ourense con triunfo por 0-1.

El próximo amistoso será el miércoles, a partir de las 20.30 horas, en el Baltasar Pujales ante el Celta B en una buena prueba de fuero para los boucenses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine