pesca deportiva - Open Internacional del Grupo de Empresa de PSA

Festín de caballas en O Berbés

Los 30 participantes en el torneo de la asociación de trabajadores de PSA capturan 700 kilos de pescado en 6 horas

11.06.2017 | 09:03
Los participantes en la escollera de O Berbés. // R. G.

Un banco de caballas convirtió ayer el Open Internacional de Pesca Deportiva del Grupo de Empresa de PSA en un auténtico espectáculo admirado por decenas de personas en la escollera exterior del puerto pesquero de O Berbés. El balance final arrojó 700 kilos de pescado. Un "recórd" que acabó devuelto al mar.

Las aguas de O berbés ofrecieron ayer a los participantes del Open Internacional de Pesca Deportiva organizado por el Grupo de Empresa de PSA un más que suculento botín. Por celebrarse en la modalidad de pesca sin muerte, el formidable número de capturas acabó de nuevo en el mar. Y menos mal. Porque si ya tuvieron dificultades para donar los ejemplares que sucumbieron a la bocanada de aire, los organizadores no querían ni imaginarse la complicación que supondría encontrarse al final de la jornada con la friolera de repartir 700 kilos de pescado.

Si al presidente de la asociación cultural y deportiva de los trabajadores del grupo automovilístico en Vigo, Víctor Meijide, le hubiesen pedido minutos antes de iniciarse ayer la cuarta edición del campeonato una previsión de capturas, ni siquiera rondaría la cifra alcanzada. "Con decirte que hubo ediciones en que no se pescó ni una sola caballa", comentaba impactado por la abrumadora presencia de esa especie entre lo enganchado por las cañas desplegadas en la escollera del puerto pesquero. Ya el pesaje de lo pescado en la primera manga, por la mañana, con 245 kilos,"fue una barbaridad", pero es el de la tarde, con 450 kilos, "batió todos los récords", enfatizó.

El balance de este torneo organizado por la asociación de PSA da una idea de las dimensiones que puede alcanzar el cardúmen de pescado azul que circunda desde hace días los muelles vigueses para regozijo de los pacienzudos aficionados. Tomando como peso medio de una caballa 500 gramos, lo capturado ayer por los 30 participantes inscritos arroja un total de 1.400 unidades capturadas durante las seis horas que permanecieron sujetando caña. Meijide asegura que quienes disputaron la prueba, la mayoría procedentes de fuera de Vigo y de otros países, "gente con mucho nivel y rodaje, algunos campeones del mundo, nunca habían vivido nada parecido". "Impresionante", recalcó.

Tampoco el público que a medida que avanzaba la calurosa mañana fue concentrándose en la escollera de O Berbés atraído por ese festín pesquero dejaba de sorprenderse por lo que estaba observando. "Es que no paran. Tan pronto lanzan el sedal al agua ya está recogiendo el carrete", explicaba una mujer tan admirada como el hijo pequeño al que agarraba, boquiabierto de tanto pez que veía enganchado al anzuelo.

Horas después de abandonar el muelle se proclamaron los ganadores de esta cuarta edición que "habitualmente", precisa el portavoz de la organización, se corresponden con los que más peces capturaron. Pero por las palabras de Meijide ayer venció sobre todo el espectáculo que en contadas ocasiones brinda este tipo de eventos deportivos, donde todo depende de la generosidad de la naturaleza. Y ayer regaló un banco de peces que parece inagotable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine