piragüismo

La gasolina de Roi Rodríguez

El palista del Kayak Tudense ya piensa en el Mundial de la República Checa después de conseguir cuatro medallas en la reciente Copa del Mundo

07.06.2017 | 10:47
Roi Rodríguez posa con sus cuatro medallas. // FDV

Roi Rodríguez se ha convertido en el mejor piragüista español en el escaparate internacional en la actual temporada. Al menos, hasta el momento. El componente del Kayak Tudense fue el único que logró cuatro medallas en las dos copas del mundo que disputó. Fueron tres preseas de bronce y otra de plata en las distancias de 1.000 y 500 metros y en la modalidad de K-1. Desde ayer volvió a los entrenamientos en el río Miño junto a sus compañeros.

Roi Rodríguez ya se marca un nuevo horizonte en su temporada: el Campeonato del Mundo en la República Checa. Los grandes resultados en las pruebas disputadas de la Copa del Mundo son gasolina para seguir trabajando de cara a la cita grande del año.

"Contento, satisfecho por estos grandes resultados". Así se expresa Roi Rodríguez cuando se le señala que ningún otro palista española ha conseguido semejante hazaña en los últimos años. Fue en Szeged y Belgrado. Diez días que le resultaron intensos. "Sabía que llegaba en un buen momento de forma. Pero siendo sincero no me esperaba estar en el podio con los buenos rivales que tenía enfrente. Además, en dos distancias distintas", desveló.

El equipo español de piragüismo logró 23 medallas en las tres copas del mundo que se han disputado. Roi Rodríguez fue el único que logró cuatro. Sobre esto resaltó que "son buenas estadísticas. Las competiciones fueron exigentes. Todos tratamos de hacer las cosas lo mejor posible". Destaca el palista del Kayak Tudense por su regularidad y desvela que en alguna de las pruebas estuvo a punto de conseguir un mejor resultado. Pero el balance es positivo.

Roi Rodríguez, campeón del mundo dos veces en la categoría sub-23, tiene ahora por delante el desafío de competir en el Mundial sénior que se disputará en la República Checa a finales del mes de agosto. Es un reto ambicioso. Deberá superar un control selectivo. Resaltó que "trabajaré para conseguir la plaza, que no es sencillo. Me gustaría competir otra vez en un torneo de esas características". El palista ya tiene experiencia, ya que estuvo presente en el Campeonato del Mundo en Milán en 2015. En aquella ocasión logró clasificarse para la final y logró el cuarto puesto en K-1 500 metros, muy cerca de la medalla de bronce.

Tras no poder lograr su clasificación para el Campeonato de Europa de este año 2017, la preparación de Roi Rodríguez se intensificará en los dos próximos meses. Todo con la mirada puesta en la República Checa. Esteban Alonso, su entrenador, desvela que "transmite buenas sensaciones con los resultados. Seguimos con la línea de entrenamientos que nos habíamos marcado". El técnico considera que "Roi tiene unas cualidades excepcionales y cada año da un paso más al frente. Eso es positivo. También su regularidad. Lo ha demostrado en la Copa del Mundo".

El componente del Kayak Tudense también tiene opciones de formar parte del equipo nacional en K-4 tanto en 1.000 metros como en 500. Es otro reto. Es otra vía de participación internacional en la actual temporada.

Roi Rodríguez insiste en que "estoy entrenando mejor que otros años. Pero ganar no es fácil. Los rivales aprietan mucho y son poderosos. Lo voy a intentar, eso seguro. Estar entre los primeros también me da confianza y ganas de seguir en la lucha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine