31 de mayo de 2017
31.05.2017
FÚTBOL SALA

El Inter Movistar de Pola jugará su cuarta final consecutiva

El cuadro interista no dio opción al Magna Gurpea navarro (0-4)

31.05.2017 | 11:26
Adrián Alonso, ´Pola´, festeja un gol en un partido con su equipo. / FdV

El Movistar Inter madrileño, en el que milita el vigués Adrián Alonso, 'Pola', defenderá el título de campeón de Liga de Primera División de fútbol sala al clasificarse para la final tras eliminar al Magna Gurpea navarro, que perdió por 0-4 en su despedida del campeonato, muy mermado por el estado físico de sus jugadores.

El equipo de Jesús Velasco, campeón los tres últimos años, ganó el primer partido de semifinales el pasado viernes en Torrejón de Ardoz en la prórroga y en el segundo partido volvió a derrotar al conjunto de Imanol Arregui por 0-4 con dos goles de Rivillos en la primera parte y otros dos de Lolo y Rafael en el segundo periodo.






No pudo empezar peor el partido para el Magna Gurpea, ya que sin cumplirse los dos primeros minutos perdió por una lesión muscular a Rafa Usín, uno de sus mejores jugadores, y poco después a Eric Martel, que jugó 'tocado' al igual que Yoshikawa.
El primer tramo del encuentro fue igualado, con un equipo local que plantó cara al campeón, liderado por un Ricardinho que siempre llevaba peligro cada vez que entraba en contacto con el balón y que pegó dos postes, uno antes de los goles del Movistar y otro después antes del descanso.

El conjunto navarro, a pesar de contar con menos rotaciones, generó buenas ocasiones, pero Jesús Herrero estuvo salvador en los remates de Araça y Yoshikawa, mientras que a Javi Eseverri se le fue alta una 'picadita'.
El equipo madrileño desniveló el encuentro en una acción de estrategia. Rivillos agarró un zurdazo tras un saque de esquina de Daniel para abrir el marcador en el minuto 14.


Tras un 'gol fantasma' de Eseverri, el Movistar aumentó la cuenta con otro gol de Rivillos, al robar un balón y culminar el contraataque con un tiro raso en el minuto 16.
Al comienzo de la segunda parte fue expulsado Jesús Herrero por tocar el balón con la mano fuera del área. El Magna Gurpea no pudo aprovechar los dos minutos en superioridad, cuando pudo cambiar el partido con un disparo de Eseverri al larguero, pero los locales fueron incapaces de perforar la portería madrileña.
Darlan y Rafael desaprovecharon ocasiones muy claras, pero Lolo sentenció el partido en el minuto 33 con un tiro raso tras un robo de balón y Rafael cerró el marcador en el 39 tras una pared con Rivillos.

El Magna Gurpea, que el próximo año competirá bajo la denominación de Osasuna-Xota, lo intentó los últimos 8 minutos con portero-jugador, pero no estuvo fino y llegó a este último partido muy castigado físicamente.




Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine