27 de mayo de 2017
27.05.2017

El Mecalia Guardés, a las puertas del cielo

El equipo gallego recibe al Granollers en busca del primer título de su historia - El empate es suficiente para el conjunto de José Ignacio Prades - A Sangriña volverá a ser un infierno para empujar a sus jugadoras

27.05.2017 | 18:23
Las jugadoras del Mecalia Guardés, antes de comenzar el entrenamiento de ayer. // Marta G.Brea

El balonmano gallego vive esta tarde uno de los días más grandes de su historia. El Mecalia Guardés busca en el infierno de A Sangriña, su santuario, el punto que le falta para proclamarse por primera vez en la historia campeón de la División de Honor Femenina y convertir A Guarda en una fiesta interminable. Visita la pista guardesa el Granollers en un encuentro que promete emociones intensas y en el que el conjunto de José Ignacio Prades tratará de poner la guinda a una temporada extraordinaria en la que el equipo ha cumplido con las mejores expectativas que se habían hecho durante el pasado verano.

Se baja el telón en la División de Honor Femenina y el Guardés está cerca de emular el logro de la Sociedad Hípica de A Coruña que en los años sesenta consiguió el único título del balonmano gallego en la máxima categoría. Era otro deporte de todos modos. En el mundo tan profesionalizado como el actual, las chicas del Guardés están cerca de superar a los mejores presupuestos de la Liga y conquistar un título para el que han hecho méritos y que tienen ahora en su mano tras una descomunal segunda vuelta. La mejor forma de cumplir los cincuenta años de vida que tiene el club.




El Mecalia Guardés sigue haciendo historia y desde que ascendió hace cinco temporada se ha ido superando continuamente escribiendo grandes historias que ya forman parte la historia del balonmano gallego.

Su rival de hoy es el Kh 7 Granollers que ocupa el noveno puesto con tan solo ocho victorias y con Laura Steinbech como jugadora a frenar (máxima artillera del conjunto de Granollers). A pesar de estar tan separados en la clasificación es un rival que no se le da bien a las jugadoras del Baixo Miño en la primera vuelta tuvieron muchos problemas para conseguir la victoria y tan solo ganaron de dos goles (20-22). Además de ese enfrentamiento se han visto las caras hace poco en los cuartos de final de la Copa de La Reina en Porriño en un encuentro que el Mecalia Guardés solo pudo ganar de falta directa con el tiempo ya finalizado y cuando todo el mundo esperaba la prórroga.

La plantilla al completo estará presente hoy en el último partido de liga y buscarán la victoria ante el numeroso público que se reunirá en el pabellón de a Sangriña capitaneados por la peña "Os do inferno" que han desplegado todos sus medios para que hoy sea una fiesta el encuentro. Han engalanado el pueblo con los colores del club, banderas, camisetas... para que acuda el mayor numero de gente posible y para que se contagie toda la población de este momento histórico para ellos.

Sin duda la clave estará en los nervios de las jugadoras, deberán dejarlos en el vestuario y salir a la pista como si fuera un partido más y cumplir con el requisito de la tarde. Hacer su balonmano. Así será todo mucho más sencillo y el balonmano gallego vivirá un día para la eternidad.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine