22 de mayo de 2017
22.05.2017
ciclismo

David Vidal llega primero a Chan da Arquiña

Ilustres del ciclismo gallego y 200 aficionados completan los 100 kilómetros del Desafío Delio Fernández

22.05.2017 | 03:30

Las bicicletas invadieron ayer las carreteras de O Morrazo y el entorno de Pontevedra gracias al Desafío Delio Fernández, que reunió a nombres ilustres de varias generaciones del ciclismo gallego con unos 200 aficionados del mundo de la bicicleta. El corredor moañés del Delko Marseille ejerció de anfitrión y entró en tercer lugar en la meta situado en el alto de Chan da Arquiña. Tras completar la ruta de 100 kilómetros, el campeón de la prueba fue David Vidal, del Punta Fondón, que paró el cronómetro en 21 minutos y 56 segundos. Esteban Malvido fue tercero. En categoría femenina ganó Noelia Portela, del Masters de O Morrazo, aunque, como ocurrió en la primera edición del evento, el resultado final fue lo menos importante de una auténtica fiesta del ciclismo. La mujer más rápida hizo una marca de 29 minutos y 53 segundos tras el tramo libre final.

Los 100 kilómetros de recorrido acabaron con la conquista del puerto de Chan da Arquiña, de 6 kilómetros de longitud y con un desnivel medio del 8,2%. "A todos les gustó mucho. Les pareció un puerto muy duro y fue un descubrimiento incluso para bastantes corredores de esta zona", señaló el propio Delio Fernández tras cruzar la línea de meta.

El evento estuvo organizado por la AD Punta Fondón y contó con ciclistas de lujo como los profesionales Gustavo César Veloso (W52-Porto) y Alejandro Marque (Sporting-Tavira), además de la biker Lucía Vázquez (Prorebordosa). También fue importante la larga lista de excorredores profesionales encabezada por Ezequiel Mosquera. Los deportistas rodaron agrupados hasta el puerto final en lo que el ciclista moañés definió como "una experiencia de cicloturismo 100%".

La salida se dio a las 9.00 horas en el entorno de A Xunqueira, en Moaña. El pelotón transitó por los términos municipales de Cangas, Bueu y Marín. Completada la denominada "Volta ao Morrazo", la prueba pasó por Pontevedra y tomó dirección a Vilaboa, en donde el Concello tenía preparado el avituallamiento.

Tras la parada, y con parte de las fuerzas recobradas, los ciclistas volvieron a montarse en sus bicicletas para afrontar el tramo más exigente de toda la prueba. Las piernas empezaron a pesar ya con la subida al Mirador de A Fraga. Sin embargo, la verdadera prueba de fuego fueron las rampas de Chan da Arquiña.

Premios

Los campeones de cada categoría se subieron al podio en una ceremonia de entrega de premios que contó con la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, y los ediles Marta Freire, Salvador Meira, Ezequiel Fernández y Jorge Santomé, así como del vicepresidente de la Comunidade de Montes de Domaio: Lois Casás.

Delio Fernández mostró su satisfacción por la gran organización: "Hacía tiempo que no compartía pedaladas con muchos excompañeros y amigos. Todos me animaron a continuar con este proyecto, pues les gusta nuestra filosofía de apostar más por el cicloturismo que por una marcha competitiva". En esta línea seguirán trabajando los organizadores.

Los comuneros de Domaio, distintos patrocinadores privados, las policías locales y efectivos de Protección Civil y de la Guardia Civil de Tráfico hicieron posible esta jornada de ciclismo en la comarca, tal y como se encargaron de reconocer desde la organización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine