15 de mayo de 2017
15.05.2017

El United, fuera de Champions

Solo accederá a la Liga de Campeones si gana al Ajax en Estocolmo

15.05.2017 | 01:25
Kieran Trippier salta sobre Anthony Martial, del United. // Dylan Martínez

El Tottenham ganó a un Manchester United (2-1) sin opciones ya de clasificarse para jugar la Liga de Campeones vía liga en el último encuentro que se jugaba en el estadio de White Hart Line, que ha sido el feudo del Tottenham durante 118 años. Los pupilos de José Mourinho, con un ojo puesto en la final de la Liga Europa ante el Ajax, se aferran a un triunfo el 24 de mayo en Estocolmo para estar el año que viene en la Liga de Campeones, puesto que esta derrota los deja sin opciones de alcanzar a los cuatro primeros.

El conjunto entrenado por el argentino Mauricio Pochettino se ha garantizado, con esta victoria -goles de Victor Wanyama y Harry Kane-, la segunda plaza de la tabla por primera vez en los últimos 54 años.

Los del norte de Londres jugarán sus partidos la temporada que viene en el estadio de Wembley mientras terminan las obras -estará listo para comienzos del curso 2018/2019-de su nueva y moderna casa, que va cogiendo forma al lado de White Hart Lane.

"¡Qué forma tan especial de acabar aquí!", aseguró Kane, autor del gol que dio el triunfo a los 'Spurs', tras el duelo. "Queríamos ganar en nuestro último partido. Dije antes del encuentro que me encantaría marcar el gol del triunfo y así sucedió; es algo maravilloso", añadió.

El keniano Wanyama, con un tanto de cabeza a los cinco minutos, y el inglés Kane, al poco de iniciarse el segundo tiempo, pusieron en ventaja al Tottenham, aunque Wayne Rooney, autor del último gol en The Lane, metió el miedo en el cuerpo a los londinenses con un tanto a falta de 20 minutos para el final.

Sin embargo, pese a las intentonas de los rojos de Mánchester, los 'Spurs' se llevaron un merecido triunfo, que fue celebrado por los espectadores con una multitudinaria invasión de campo, antes de que la megafonía del club les tuviera que pedir por favor que regresaran a sus asientos para poder dar comienzo a las celebraciones.

"Fue un partido perfecto y estoy feliz por el triunfo y por los hinchas. Nos lo merecíamos todos. Es maravilloso acabar la liga en segunda posición y no haber perdido en casa en toda la temporada; hay muchas razones para estar contentos", señaló Pochettino. "Ahora jugaremos en Wembley, y tenemos que sentirnos como en casa", agregó.

Quien estará, con total seguridad, en la máxima competición continental es el Liverpool, que ayer, liderado por un magistral Philippe Coutinho, goleó en Londres al West Ham United por 0-4.

Coutinho fue el artífice del triunfo de los 'Reds' con una magnífica asistencia en el gol de Daniel Sturridge (m.35) y un doblete en la segunda mitad (m.57 y m.61).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine