16 de febrero de 2017
16.02.2017
fútbol

Una derrota desgarradora

La goleada sufrida en París pone en evidencia la pérdida de identidad del juego del Barcelona y cuestiona seriamente la continuidad de Luis Enrique

16.02.2017 | 02:20
Luis Enrique da instrucciones durante el partido en París. // Efe

No parece que la contundente derrota sufrida por el Barcelona en París sea una más, seguramente destila un aroma de fin de ciclo de un entrenador, Luis Enrique, y de cambio de tercio en un equipo que ha sido referencia en el mundo del fútbol en los últimos años.

En París se escenificaron todos los males del Barça, todas las malas sensaciones que apuntaba tras el empate ante el Betis, aquellos minutos en los que el Atlético de Madrid le arrinconó en el Camp Nou o ese cambio del fútbol combinativo al fútbol directo basado en el extraordinario tridente que cambió el orden mundial.

Sin el balón el Barça es otra cosa. Sin la creación de sus centrocampistas, los azulgrana viven del enorme talento de sus delanteros. Luis Enrique cambió su libro de estilo y lo volvió a transformar.

Y los resultados le dieron la razón, ya que desde que llegó al banquillo azulgrana en el verano de 2014, su Barça ha conseguido ocho de los diez títulos posibles.

El mérito del asturiano fue devolver al Barça a lo más alto durante 2015 y hasta abril del año pasado, con unas prestaciones solo equiparables con aquel gran equipo que deslumbró el mundo del fútbol en 2011. Ahora las circunstancias no son las mismas.

Luis Enrique desnaturalizó aquel Barça y mientras los títulos han ido cayendo, nadie ponía en duda su obra, ahora su equipo, desnudo y con poco fútbol necesita reinventarse y no parece que el asturiano sea el señalado para apuntalar el nuevo proyecto.

Buena parte del problema radica en la medular, el santuario del juego del Barça está bajo mínimos y las bajas por lesión de Busquets e Iniesta han hecho mucho daño.

Basta un rival con una presión alta y jugadores físicos para complicar la existencia a los azulgrana. El camino no lo marcó el PSG ayer, lo habían mostrado en el pasado el Athlétic, el Atlético, el Villarreal o el Betis, demasiados precedentes para tan pocas soluciones.

No tiene el equipo sustituto para Busquets, Denis Suárez no es comparable a Iniesta y la apuesta de André Gomes como alternativa a Rakitic no ha cuajado. La desaparición del croata del once titular es otra de las controvertidas decisiones del entrenador que ha dejado sin protagonismo a un jugador que fue capital en los buenos momentos.

Más allá de cómo acabe la eliminatoria de Champions, la directiva del Barça seguramente tomará nota del cambio de escenario. En París, Luis Enrique no estuvo lucido ni en el diseño de la táctica ni tampoco en la sala de prensa.

Llegó a encararse con un periodista de TV3 y se señaló como "máximo culpable de todas las derrotas", pero también de ser "el culpable cuando se gana" para acabar recomendando a su interlocutor: "Espero que este tono que has utilizado lo mantengas también cuando el equipo gana y no solo cuando se pierde". Cuesta trabajo imaginar como solución a quien trasmite semejante inestabilidad al entorno.

Al Barça se le puede hacer muy larga la temporada y, si no cambia la dinámica, la Copa del Rey puede ser su única opción de título, ya que está clasificado para la final que jugará contra el Alavés.

En la Liga, los azulgrana están un punto por debajo del Real Madrid con dos partidos más y dependen del equipo de Zidane y en la Champions, el ocho de marzo se conocerá el futuro de los azulgrana, que tendrían que remontar un 4-0, algo inédito en la historia moderna de las competiciones europeas.

Anteriormente el Barça ha firmado tres veces ese marcador en contra en Europa. Una en la final de la Champions en Atenas ante el Milan, la segunda en el Camp Nou ante el Dinamo de Kiev y en 2013 frente al Bayern de Múnich de Juup Heynckes.

El Barça de Luis Enrique necesita mirarse en el espejo. Tiene tres semanas de pausa, las que faltan hasta el partido de vuelta, y después se intuye que será el momento de tomar decisiones y no aplazarlas hasta que sea demasiado tarde, ya que el entrenador tiene contrato hasta finales de temporada y hasta el momento ha eludido pronunciarse sobre su futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Celta de Vigo

Caballero espera abrir Río para el próximo partido en Balaídos

Caballero espera abrir Río para el próximo partido en Balaídos

"El error no es imputable al Celta, ni al Concello ni a la adjudicararia", asegura

El Celta-Atlético, sin grada de Río

El Celta-Atlético, sin grada de Río

El Concello cierra el graderío en obras al advertir de que "no se puede garantizar la seguridad"...

Unzué: "Es mejor tomar una decisión así si hay problemas de seguridad"

Unzué: "Es mejor tomar una decisión así si hay problemas de seguridad"

El entrenador del Celta considera "negativo" para su equipo la ausencia de los aficionados de la...

Pablo Hernandez, el "Tucu": "Los grandes equipos también nos temen"

Pablo Hernandez, el "Tucu": "Los grandes equipos también nos temen"

El internacional chileno confía en alcanzar la UEFA recuperando parte del terreno perdido ante los...

Un Celta de trazo escultural

Un Celta de trazo escultural

FARO une la imagen de la plantilla céltica con dibujos del humorista gráfico Luis Davila sobre...

Deportes

El Flic Flac asombra en el Europeo

Quinta plaza viguesa en la final de equilibrio: "Ya hemos hecho más de lo que imaginábamos antes...

El Barcelona supera al Málaga y se mantiene líder de LaLiga

El Barcelona supera al Málaga y se mantiene líder de LaLiga

Los de Valverde abrieron la lata en el minuto dos mientras el Málaga se mantiene como colista

El Valencia inflige una contundente derrota al Sevilla

El Valencia inflige una contundente derrota al Sevilla

Los andaluces han recibido nueve goles en apenas cuatro días, cinco de ellos en la Europa League

El Frigoríficos juega en Artaleku sin David Iglesias

Reconectarse a la competición liguera y sumar dos puntos que lo situarían en una privilegiada...

 Ni Levante ni Getafe salen de su mala racha

Ni Levante ni Getafe salen de su mala racha

Ambos empataron a un gol en un partido sin apenas juego vertical y con más errores de lo habitual

El Betis gana con comodidad a un endeble Alavés

El Betis gana con comodidad a un endeble Alavés

Los sevillanos vencieron con comodidad a un Alavés que solo ha ganado hasta ahora un partido


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine