fútbol - mundial de clubes

Polémico "indulto" a Sergio Ramos

El técnico del Kashima lamenta que el árbitro no fuese "valiente" para expulsar al central

19.12.2016 | 03:35
Sergio Ramos levanta el trofeo // K. Kyung-Hoon

Zinedine Zidane cerró un 2016 inolvidable con su tercer título como entrenador del Real Madrid con la conquista del Mundial de Clubes, tras la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa, con tres finales ganadas en la prórroga y un nuevo récord al mejor inicio de temporada con 26 partidos invicto. El partido con el Kashima Antlers, sin embargo, no estuvo exento de polémica. Con 2-2, y a poco del final del tiempo reglamentario, Sergio Ramos cometió una falta cuando ya tenía una tarjeta amarilla. El árbitro, Janny Sikazwe, se llevó la mano al bolsillo, como si fuese a amonestar al merengue, pero tras varios segundos de confusión terminó por dejar sin penalizar la acción más allá de la infracción.

"La primera (tarjeta) ha sido muy muy rigurosa para mi manera de entender el fútbol, no la habría sacado, pero la segunda ya tenía ganas de que la suerte cambiara un poco de cara los árbitros, hoy me ha tocado por ahí", comentó el andaluz, que se alejó del lugar de la falta cuando el árbitro amagó con amonestarlo. "Le vi las orejas al lobo y cuanto antes te quites de en medio mejor"

El entrenador del Kashima Antlers, Masatada Ishii, afirmó que el árbitro de la final "no fue lo suficientemente valiente" por perdonar la expulsión a Sergio Ramos.

"Hemos creado problemas al Real Madrid, pero estos partidos se resuelven por pequeñas diferencias, como decisiones de futbolistas o técnicas", afirmó el entrenador nipón en rueda de prensa después de caer derrotados por 4-2 en la prórroga.

"Mis jugadores, desde el inicio del partido, fueron valientes y jugaron al máximo. Pero el árbitro quizás en un momento concreto no fue lo suficientemente valiente y creo que eso es lamentable", señaló Ishii.

Al ser preguntado si se refería a la jugada en la que el colegiado africano Janny Sikazwe no sacó tarjeta en el tramo final del partido a Sergio Ramos, quien ya tenía amarilla, afirmó que no quería "ir más allá".

Ishii también quiso destacar el mérito de su equipo y de la liga nipona, que "en un corto periodo de tiempo han llegado a un nivel mundial", y añadió que el ejemplo del Kashima "anima a otros pequeños clubes del mundo".

El técnico nipón alabó la "actitud" de sus jugadores aunque también admitió que éstos "carecieron de físico al final y no estuvieron al nivel necesario", lo que les terminó costando la derrota tras llegar a ir por delante en el marcador y después de que empatara de penalti Cristiano Ronaldo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine