21 de noviembre de 2016

Sin el "10", el Barça suspende

Aunque los números son parecidos, el juego azulgrana nota la ausencia de Messi

21.11.2016 | 09:41
Messi, durante un entrenamiento en Sant Joan Despí. // Andreu Dalmau

Las estadísticas dicen que no hay gran diferencia entre un Barcelona con o sin Messi. Por contra, las sensaciones de partidos como el del sábado frente al Málaga alertan de la importancia de contar con el argentino en el campo. En los tres tropiezos de este curso en el Camp Nou, de una forma o de otra, el equipo de Luis Enrique ha echado de menos al "10". Empezó en el banquillo frente al Alavés y, aunque el técnico asturiano recurrió a él a falta de media hora con empate a uno, el Barça acabó perdiendo. Casualidad o no, mientras Messi estuvo sobre el césped ante al Atlético de Madrid, el marcador era de 1-0. Se retiró en el minuto 59, lesionado, y dos después Correa logró el empate definitivo.

Al Barça estuvo a punto de atragantársele el penúltimo partido en el Camp Nou, frente al Granada. Messi estuvo aquel día tan espeso como el resto de sus compañeros, pero de sus botas partió la jugada que permitió a Rafinha salvar los tres puntos. De ahí la sensación de horfandad que invadió al barcelonismo ante el Málaga.

Sin Messi y su mejor socio, Luis Suárez, que además son los máximos goleadores de la Liga, el Barça nunca encontró la forma de desequilibrar el planteamiento conservador (5-4-1) de Juande Ramos. Iniesta, el otro azulgrana con calidad para desbordar con regates o combinaciones rápidas, está lesionado. Así que todo el peso de la creatividad recayó en Neymar, al que no se le vio en zonas decisivas hasta los últimos minutos, cuando el Málaga jugaba con diez. El Barça, que había marcado un ritmo muy lento durante una hora, aceleró en la recta final y recurrió a Piqué como ariete Y entonces le faltó la finura de Messi o el olfato de Suárez para remachar.

Lo más curioso de la marcha del Barça en la Liga es que se ha dejado más puntos en casa (7) que fuera (3). Fue por la derrota en Vigo (4-3), donde tampoco estuvo Messi, aunque en esa ocasión el resultado tuvo que ver más con las deficiencias defensivas. La añoranza de Messi el sábado fue mayor por el estado de forma del argentino, que cuenta sus últimos partidos por exhibiciones. Gracias a él levantó el Barça un partido que tenía perdido en Sevilla (1-2) antes del parón por los compromisos de las selecciones nacionales.

Superado el virus estomacal, Messi se pone a las órdenes de Luis Enrique, con tres compromisos de altura a la vista: Celtic, Anoeta y el clásico en el Camp Nou.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

Elena Zulueta, Chef profesional y la Directora de la Escuela de Hostelería de Vigo Harina Blanca, presenta sus nuevos cursos


Deportes

Las peñas celebran que el club no se venda

Las peñas celebran que el club no se venda

Las agrupaciones esperan que Mouriño se centre solo en los proyectos para fortalecer al Celta

El Vgo tira de fondo de armario

El Vgo tira de fondo de armario

Rompieron el derbi en los últimos diez minutos ante un Seis que acusó el desgaste

Sevilla y Barça mantienen la presión sobre el Madrid

Sevilla y Barça mantienen la presión sobre el Madrid

El Atlétco de Madrid vio frenada su marcha en San Mamés (2-2) y perdió más terreno en la...

El Celta muestra fondo de armario

El Celta muestra fondo de armario

El equipo de Berizzo compitió en Anoeta y por momentos no pareció acusar el hecho de jugar con un...

El último servicio de Smirnov

El último servicio de Smirnov

La dramática muerte del campeón olímpico en Moscú 80 cambió para siempre las medidas de seguridad...


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine