02 de noviembre de 2016

Guardiola ahuyenta los fantasmas del City

El técnico y el equipo inglés ponen fin a sus maldiciones tras remontar ante el Barcelona

02.11.2016 | 01:43
Ter Stegen intenta interceptar un disparo de De Bruyne. // Phil Noble

Llegaba apurado Guardiola con su Manchester City a la cita con el Barcelona, incluso con el segundo puesto del grupo en duda, y esos miedos debieron acrecentarse tras el gol inicial de Messi. Pero el conjunto inglés insistió en el credo que el catalán intenta inculcarles, remontó y resuelve diferentes traumas: primera victoria del equipo "blue" sobre el Barça y primera de Guardiola ante un equipo español desde que entrena en el extranjero.

El Manchester City, impulsado por De Bruyne y Gündogan, se vengó además de la goleada de hace dos semanas en el Camp Nou y derrotó con contundencia al Barcelona para allanar su pase a octavos y aplazar la clasificación azulgrana.

Fue un encuentro de ritmo alto, típicamente inglés, con el City presionando valientemente muy arriba e intentando mover el balón con Silva y Gündogan.

La afición local, siempre crítica con las actuaciones arbitrales frente al Barça, tuvo motivos para enfadarse cuando a los diez minutos el referí obvió un penalti de Umtiti sobre Sterling y mostró amarilla al inglés por exagerar la caída.

A los 21 minutos, Messi, de quien no había habido noticias hasta ese momento, decidió aparecer, y en un contragolpe de libro puso por delante a los suyos. Quinto tanto en sus cinco partidos frente al City.

Los de Pep acusaron en exceso el tanto visitante y no conseguían salir de su área. Sin embargo, del posible 0-2 se llegó rápidamente al 1-1. Un error de Sergi Roberto en la salida dejó a la defensa vendida, y Gündogan remachó a placery.

La tónica no sólo se mantuvo en el arranque del segundo tiempo, sino que se incrementó. No perdonó el City: Busquets derribó a Silva en el balcón del área y el libre directo lo mandó a las mallas De Bruyne

Seguían acumulando ocasiones los ingleses ante la pasividad visitantes. Pero si algo tiene este Barcelona es que de media ocasión saca una. André Gomes soltó un zapatazo que escupió el travesaño.

Ese arreón fue un mero espejismo, puesto que el City no cesó en busca de un tercer tanto que diera tranquilidad. Y éste llegó a falta de un cuarto de hora, a través de Gündogan y tras una mano de Agüero.

Dio Luis Enrique entrada a Rafinha en busca de una reacción, pero el marcador no se volvió a mover y las incrédulas gradas del Etihad celebraron, entre cánticos a viva voz del 'Blue Moon', el himno oficioso de City.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine