Un respeto merecido

El italiano De Biasi, seleccionador del rival de España, ha sido capaz de formar un equipo competitivo buscando por internet hijos de emigrantes albaneses

09.10.2016 | 02:13
Una de las formaciones recientes de Albania. // FDV

Para hacer de Albania una selección competitiva, Gianni de Biasi tuvo que pasarse un montón de horas navegando por internet buscando apellidos de futbolistas en varios paises de Europa que le dieran pistas sobre antecedentes albaneses. El técnico italiano inició su labor con muchas dudas en 2012 y la selección albanesa ha pasado del puesto 75 al 40 del ranking FIFA, además de debutar con honores en la fase final de la Eurocopa, de la que quedó eliminada por golaverage.

De Biasi, que pasó una corta etapa de su trayectoria profesional en el Levante (2007-08), explicó su "método" en una entrevista previa a la Eurocopa: "Íbamos paraís por país y buscábamos las terminaciones albanesas de los apellidos... Ese fue el primer scouting. El segundo, ver vídeos: si algún jugador nos resultaba idóneo, viajábamos para hablar con él y comprobar si encajaba. Fue lo más duro. Llegamos a hacer 70 viajes".

El "casting" resultó bien y De Biasi fue armando un equipo con futbolistas trallados en la liga alemana, suiza, francesa, griega y turca. Muchos de los hijos de emigrantes albaneses aaprovecharon las facilidades para obtener la nacionalidad de sus padres, dando lugar a situaciones curiosas, como las de los los hermanos Xhaka, que se enfrentaron en la pasada Eurocopa. Taulant y Granit Shaka nacieron en Basilea (Suiza), el lugar elegido por su familia para huir de la Guerra de los Balcanes.

De Biasi llegó tarde para reclutar a Granit, que debutó con Suiza en junio de 2011. Pero sí contó con Taulant, que tuvo el honor de participar en la primera clasificación de Albania para la fase final de la Eurocopa, donde compitió muy dignamente: cayó por 1-0 frente a Suiza, se lo puso muy difícil a Francia, que sólo resolvió al final (2-0) y logró un histórico triunfo contra Rumanía (1-0) que no estuvo a punto de abrirle las puertas de los octavos de final como una de las mejores terceras.

El impulso de la Eurocopa sigue y Albania recibirá hoy a España como líder del grupo G, aunque es cierto que el calendario le emparejó en las dos primeras jornadas con los rivales más flojos, Macedonia (2-1) y Liechtenstein (0-2). Xhaka ya no es titular indiscutible y el hombre del momento es Bekim Balaj. El delantero de 25 años, del Terek Grozny ruso, es el principal referente ofensivo de una selección que saldrá a esperar a España y buscará la velocidad como arma para intentar llegar a De Gea. Autor de dos tantos de los cuatro marcados por Albania en la fase de clasificación, es el jugador a vigilar de cerca por la defensa española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine