27 de septiembre de 2016
27.09.2016

Máxima exigencia en Dortmund

El Real Madrid busca la mejoría en un escenario en el que nunca ha ganado

27.09.2016 | 04:55
Zidane da instrucciones a sus jugadores, durante el entrenamiento de ayer en Dortmund. // Bernd Thissen

El Real Madrid visita a un Borussia Dortmund lanzado y un estadio donde nunca ganó en cinco enfrentamientos, el Signal Iduna Park, con la 'maldición alemana' siempre de trasfondo y el enfado de Cristiano Ronaldo en primer plano, con las ganas de resarcirse del astro portugués para recuperar su mejor versión en un gran duelo.

Cristiano no pudo ocultar su enfado cuando fue sustituido por Zidane en la visita a Las Palmas en el minuto 71. Era la primera vez que estando en buenas condiciones un entrenador del Real Madrid le cambiaba sin haberlo hablado antes. Pero la Liga de Campeones tiene suficiente fuerza para que todo quede en el olvido.

Vuelve a escena el reto de Cristiano de ser el primer futbolista que alcanza el centenar de goles en Liga de Campeones. Al equipo de su corazón, el Sporting de Lisboa, le hizo el primero de la presente edición. Un golazo de falta que le sitúa en 94 dianas y que solventó un duelo repleto de dificultades en el estreno del vigente campeón.

El 2-1 sufrido fue la muestra de que el grupo del Real Madrid era más complejo de los que muchos pensaban en el inicio. El Borussia Dortmund, bien reforzado, y las temibles visitas a Alemania lo endurecen. Tres derrotas y dos empates son el balance madridista en un Signal Iduna Park, donde aún se rememora los cuatro goles de Robert Lewandowski en las semifinales de la 2012-13, que aumentó una barrera insuperable para José Mourinho como técnico blanco. Un doblete de Marcos Reus no mejora el último recuerdo a domicilio ante el conjunto alemán.

Ahora, el Real Madrid llega tras pasar de una racha histórica de triunfos consecutivos en LaLiga a encadenar dos empates que hacen daño, Villarreal y Las Palmas, y reducen la que era su ventaja como líder. Zidane sigue buscando soluciones para tener equilibrio y mejorar el juego.

Se plantea el técnico francés la posibilidad de entregar ya la titularidad en portería a Keylor Navas, que no juega desde la final de la Liga de Campeones a finales de mayo. En defensa recupera a Pepe, buscando la solidez que faltó en los dos últimos encuentros, y Danilo se perfila como el elegido para intentar cubrir el gran vacío de Marcelo en la banda izquierda.

Pero el gran quebradero de cabeza para Zizou, clave para el deseado equilibrio, es la ausencia de Casemiro. El brasileño se ha convertido en imprescindible y sin él se evidencian las faltas de ayudas defensivas en acciones que costaron goles en Las Palmas. El técnico madridista piensa en la figura de Kovacic para reforzar la medular que ya forman Kroos y Modric. James e Isco tienen menos opciones. Y en ataque la BBC es innegociable.


Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine