Berizzo: "La victoria premió nuestro trabajo"

El argentino subraya "la actitud" de sus jugadores ante un rival que propuso un partido intenso y directo

26.09.2016 | 04:47
Baptistao suelta el brazo sobre el rostro de Sergi Gómez, con el que mantuvo una intensa y dura pelea ayer. // Xavi Bonilla

El argentino Eduardo "Toto" Berizzo se mostraba muy satisfecho ayer por la segunda victoria consecutiva de su equipo, que además tenía lugar en un campo, el nuevo RCDE Stadium, donde nunca habían ganado los célticos. El entrenador argentino explicó que su equipo pudo aprovechar el dominio que ejerció en el juego cuando irrumpió en el partido su futbolista Giuseppe Rossi, autor del primer gol y una pesadilla permanente para la defensa del Espanyol, al que el delantero italiano ha marcado cinco goles en nueve enfrentamientos con distintos equipos de la Liga (Villarreal, Levante y Celta).

"Hemos dominado el balón durante los noventa minutos pero no hemos encontrado la manera de crear esa jugada mágica. Pero por suerte, Rossi sí" encontró el camino del éxito para un equipo al que le había costado mucho trabajo marcar goles: en las cuatro primeras jornadas sumó uno y en las dos últimas ya lleva cuatro.

Eso sí, en la sala de prensa del estadio del Espanyol, el preparador del Celta no entraba a valorar la justicia del resultado obtenido en el tiempo de descuento (0-2), pero sí se mostraba convencido de que había buscado la victoria con insistencia hasta el final: "La victoria nos premió", declaró Eduardo Berizzo al referirse a que los tres puntos suponían una recompensa al esfuerzo anteriormente realizado por sus jugadores y a la idea de juego que practica siempre el equipo gallego, porque como él mismo recordó a los medios de comunicación: "Siempre pensamos en la portería rival más que en la nuestra".

Así, el Celta no cejó en la búsqueda de la victoria hasta el último minuto y encontró el premio por partida doble cuando se disputaba el tiempo añadido por el árbitro. El primer gol llegó gracias a un pase largo de Pablo Hernández a la espalda de la defensa del Espanyol para que Rossi superase por alto a Diego López, que salía en busca del balón. En el segundo, Pione Sisto sorprendió con una larga carrera por el centro y descartó una asistencia a Aspas o a Rossi, que corrían para los extremos para descerrajar un disparo colocado a la base del palo de la portería del portero del equipo blanquiazul.

Como había advertido en la víspera, del entrenador argentino dijo que Espanyol y Celta habían protagonizado un "partido con mucho ritmo, en el que mis hombres mostraron actitud tras un mal arranque de Liga", primero para frenar el ímpetu de los locales, que contaban con un Gerard Moreno en racha (cuatro goles sumaba en cinco jornadas) y un Baptistao que protagonizó un intenso y duro duelo con Sergi Gómez. De hecho, ambos fueron sustituidos por problemas físicos después de los golpes que se intercambiaron.

Berizzo se mostraba satisfecho también porque su equipo supo acomodarse al juego directo y profundo que le propuso el rival. "Este triunfo supone un gran embrión de cara al futuro. Los jugadores han vuelto a mostrar carácter", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine