fórmula uno - Gran Premio de Singapur

Rosberg recupera el mando

El alemán, que aguantó el tirón final de Ricciardo para sumar su séptima victoria, aventaja en ocho puntos a Hamilton, ayer tercero

19.09.2016 | 01:33
Nico Rosberg. // Diego Azubel

El alemán Nico Rosberg estrenaba ayer su palmarés en Singapur para dar un nuevo revolcón a la clasificación del Mundial y situarse ahora con ocho puntos de ventaja sobre su compañero en Mercedes Lewis Hamilton, tercero tras el Red Bull del australiano Ricciardo. Tercera victoria consecutiva de Rosberg y séptima de la temporada para el nuevo líder del campeonato tras un triunfo con un final agónico, sintiendo en el cogote el aliento de Ricciardo, pero que tiene un valor extra más allá de los 25 puntos que le otorgan en la tabla. El nuevo Rosberg, más sereno, más aposentado y más fiable, retoma la cabeza de la tabla y también la de máximo favorito al título mientras en Mercedes esbozan una tímida sonrisa irónica. Tienen el pleno en la mano. Escudería alemana, motor alemán, piloto alemán... "Ha sido un fin de semana fantástico. En el pasado, la pista de Singapur no se me daba bien, así que esta victoria ha sido muy especial y mucho más emocional para mí", explicó Rosberg.

Tras precisamente el Gran Premio de Alemania, última cita previa al parón veraniego, todo apuntaba a que Hamilton lograría el cuarto título de su carrera y tercero consecutivo. Acababa el británico de ganar en casa de Rosberg y alcanzaba las vacaciones con una renta de 17 puntos sobre su compañero. Renta corta en cuanto a valor matemático pero importante en lo psicológico, pues Rosberg había ganado las cuatro primeras citas del año y llegó a tener hasta 43 puntos de ventaja a su favor.

Pero el verano pareció serenar a Rosberg e incomodar a Hamilton. Tres victorias seguidas del alemán (Bélgica, Italia y Singapur) por un segundo y dos terceros puestos del inglés provocan un nuevo terremoto en la tabla tras una carrera magnífica la de ayer de Rosberg en Marina Bay, en la que tomó el mando desde la pole, supo cuidar la mecánica de su monoplaza ante los continuos avisos de problemas con los frenos que le mandaban desde el garaje, e hizo gala de nervios templados en las últimas vueltas para ganar con apenas unas décimas de ventaja sobre un Ricciardo al que aventajaba en más de 20 segundos a diez giros de la conclusión. Y es que mientras Ferrari caía en la trampa de Hamilton al realizar un tercer cambio de neumáticos que le acabaría costando el podio a Kimi Raikkonen, en Mercedes supieron echar cuentas y mantuvieron en pista a Rosberg frente a la estrategia de Red Bull con Ricciardo. Llegó el australiano a su rebufo, pero no pasó de ahí. En Singapur una cosa es llegar y otra poder adelantar.

Por ello, por la dificultad que supone adelantar en una pista revirada y encajonada entre vallas, hay que destacar la carrera del alemán Sebastian Vettel, que tras salir desde la última plaza de la parrilla acabó quinto con su Ferrari aprovechando, eso sí, la opción que tenía de salir con los neumáticos más duros para completar la primera mitad de carrera. Pero lo cierto es que el alemán se dio un festín de adelantamientos entre ellos a un Alonso que, de nuevo magnífico, era consciente de que aquella no era su batalla. "Fuera de los dos Mercedes, los dos Ferrari y los dos Red Bull hemos sido los primeros, los mejores del resto, cuando creo que no teníamos ni mucho menos el cuarto mejor coche aquí", analizó el asturiano. "El equipo ha hecho una buena estrategia y ha salido bien porque el séptimo puesto está seguramente por encima de las expectativas".

Carlos Sainz (Toro Rosso) perdió un puesto en la arrancada. Percance que contribuyó a chafarle una prueba en la que apuntaba alto y acabó decimocuarto."Sí es cierto que se nos rompió una parte de la zona derecha que nos hizo perder carga aerodinámica, pero luego conseguimos tener un buen ritmo", comentó el madrileño. "Lo que pasó es que después de la primera parada me metí dentro del tráfico y luego tuve una avería que me hizo ir con 600 caballos, así que os podéis imaginar la frustración que es que todo falle el día que tiene que salir todo bien", agregó.

Sus problemas poco tienen que ver con los del título. Con seis citas por disputar Rosberg supera a Hamilton en 8 puntos. Máxima emoción. Y Mercedes que ya puede ganar en Malasia el título de marcas dentro de dos semanas.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine