Lieja, el mismo punto de partida

El Celta repite diez años después su arranque europeo con el Standard belga

12.09.2016 | 13:34
La alineación del Celta ante el Atlético // M. Canosa

El Celta regresa el jueves al mismo escenario donde hace diez años inició su octava participación en un torneo europeo. Era, además, el primer partido internacional al que asistía Carlos Mouriño como presidente céltico. Aquella temporada, el conjunto vigués no disfrutó de un buen arranque de Liga: una victoria en tres partidos sumaban los de Fernando Vázquez.

En ese último recorrido continental, los celestes superaron la fase de grupos para eliminar después al Spartak de Moscú y caer en octavos de final ante el Werder Bremen. Su último partido en Europa hasta el momento fue el 14 de marzo de 2007. Desde entonces, han transcurrido 3.613 días sin que el Celta pudiese asomarse por una competición continental. Ningún futbolista de aquella plantilla continúa en el equipo vigués. Solo un joven Iago Aspas, entonces en el filial, fue convocado en un par de ocasiones por Vázquez.

Como ocurrió hace una década, el Stade Maurice Dufrasne acogerá el jueves un nuevo duelo entre el Standard de Lieja y el Celta. En el anterior, los célticos se llevaron el triunfo gracias a un tanto de Gustavo López.

Otro 15 de septiembre, de 1971, el Celta vivía su primera experiencia como participante en un torneo de la UEFA. El Aberdeen dejaba encarrilada la eliminatoria en su visita a Balaídos (0-2). Esa efímera experiencia concluyó el 29 de septiembre de hace 45 años en tierras escocesas con una derrota por la mínima.

Hasta hoy, el Celta acumula siete participaciones en el segundo torneo continental, ahora denominado UEFA Europa League (UEL) y una en la Champions League. En total suma 66 participaciones, con un balance positivo: 31 victorias, 15 empates y 20 derrotas.

Sánchez, primer goleador

Tras su breve estreno continental, el Celta regresó a los torneos europeos el 15 de septiembre de 1998, con el Arges Pitesti como rival. El equipo rumano, que desapareció en 2013, cayó derrotado en el estadio Nicolae Dobrin con un gol de Juan Sánchez. El valenciano ha pasado a la historia del club vigués como el autor del primer gol en las competiciones europeas. El que más tantos acumula con la camiseta celeste en Europa es el surafricano Benny McCarthy, con 16 tantos, mientras que el argentino Fernando Cáceres es, con 47 partidos, el que más participaciones continentales acumula con un Celta que en dos ocasiones obtuvo un resultado de 7-0: ante el disuelto Arges Pitesti y el Benfica.

Esas son sus victorias más abultadas, aunque en la memoria del celtismo se mantienen como triunfos inolvidables resultados como el 1-3 al Aston Villa, en Vila Park; el 0-1 al Liverpool, en Anfield (convirtiéndose en el primer club español en salir victorioso del templo de los reds); el 4-0 al Juventus, en Balaídos; o el 1-2 al Milan, en San Siro.

Con Víctor Fernández en el banquillo, el Celta vivió momentos muy brillantes en su segunda participación en Europa, sobre todo por el excelente fútbol que desplegó ante los equipos ingleses. Un once liderado por el mago Mostovoi y con futbolistas como Mazinho, Revivo, Penev, Karpin, Makelele y Salgado se convirtió en una de las sensaciones de la temporada en Europa. Pese a su atractiva apuesta futbolística, el equipo vigués no pasaría nunca de los cuartos de final.

Su máxima cota hasta el momento la alcanzó en el curso 2003-2004, en el que debutó en la Liga de Campeones. Sin embargo, el equipo de Lotina fue incapaz de sobrellevar la Liga y su participación europea, por lo que acabó descendiendo a Segunda División dos meses después de despedirse de la máxima competición en el mítico Highbury, ante el Arsenal.

Dos malas experiencias

Pero no fue la única experiencia negativa de los célticos en un año europeo. Pues la siguiente participación en la segunda competición de la UEFA también acabó de mala manera. Fue en la campaña 2006-2007. Meses antes, Carlos Mouriño se convertía en el máximo accionista del club y asumía la presidencia. Al frente de la expedición celeste viajó a Lieja, donde el equipo ganó al Standard (0-1). Tras superar esa primera ronda por un global de 4-0, el equipo vigués alcanzó la fase de grupos. Jugó frente al Eintracht de Frankfort, Newcastle y Palermo. En dieciseisavos de final eliminó al Spartak moscovita. El Bremen le apeó de la competición a la que regresa el jueves, después de protagonizar un pésimo arranque de Liga y asumiendo que su principal objetivo es la competición española. El club no quiere repetir por tercera vez el fracaso que supone descender la misma temporada en la que disputa una competición europea.

El sorteo de la UEL, celebrado el pasado 25 de agosto en Mónaco, encuadró al Celta en el Grupo G, junto a viejos conocidos como el citado Standard de Lieja o el Ajax de Amsterdam, con el que se emparejó en la fase de grupos en su única aparición en la Champions League. El tercero de los rivales en discordia es el Panathinaikos griego, ganador de la primera edición del desaparecido Trofeo Ciudad de Vigo, que tanto resaltan por su voluminosidad los guías del museo del Real Madrid. Los dos primeros clasificados pasarán a la siguiente ronda.

El Celta comienza su novena participación europea en Lieja, el jueves a partir de las 21.05 horas. El rival también ha arrancado el curso con problemas. De hecho, el club destituyó al entrenador Yannick Ferrera. El serbio Aleksandar Jankovic se ha hecho cargo del equipo belga, que marcha noveno en la clasificación, con 9 puntos en seis jornadas. Ayer, el primer rival del Celta en la UEL ganó al Genk (2-0), con goles de Orlando Sa e Ishak Belfodil. El 29 de septiembre se jugará el Celta-Panathinaikos; el 20 de octubre, Celta-Ajax; el 3 de noviembre, Ajax-Celta; el 24 de noviembre, Celta-Standard; y el 8 de diciembre Panathinaikos-Celta.




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine