CELTA

Mouriño maneja tres alternativas a su relevo

El actual mandatario del Celta medita como salidas: la venta del club, que su familia asuma la gestión o el fichaje de un presidente ejecutivo

09.09.2016 | 09:14
Carlos Mouriño y Antonio Chaves, ayer, en Balaídos. // Ricardo Grobas

Carlos Mouriño ya prepara su marcha del Celta, aunque no fija todavía la fecha de su despedida ni cuál será la fórmula para afrontar su relevo. Eso sí, quiere que este paso "sea lo menos traumático posible".

Admite el máximo accionista del club vigués que ya ha abordado con su familia tres posibles escenarios para que se le sustituya al frente de la entidad deportiva. Lo desveló ayer, durante una comparecencia pública, nada más regresar de un viaje a México, donde reside su familia y donde radica gran parte de su grupo empresarial.

Tal y como había dejado entrever en una entrevista exclusiva concedida a FARO el mismo día que cumplía diez años al frente del Celta (18/05/2016), su motivación no era ya la misma. Admitiendo que la situación deportiva no era lo que más le movía, en aquel entonces ya desvelaba la gran razón de sus reflexiones de futuro: "Si la ciudad deportiva no se hace, mi motivaación para seguir no sería igual". Ayer, Mouriño (73 años) hablaba de que las alternativas para la futura gestión del club eran tres: "Primero, que alguien de la familia venga a hacerse cargo del club. Segundo, que se venda el club. Tercero, que se nombre un presidente ejecutivo".

Después de anunciar esa terna de posibilidades, Mouriño analizó primero las que quizás sean inviables. La primera que citó fue la opción que ahora mismo podría resultar más lógica y evidente para mantener la línea continuista de su proyecto: entregar el testigo a un presidente ejecutivo. Un estilo de gestión parecida a la que se desarrolla en el imperio Inditex con Amancio Ortega como "patrón" y Pablo Isla como brazo ejecutivo.

Si bien en esta opción las miradas se dirigieron inicialmente a Antonio Chaves, director general actual y artífice del exitoso proceso concursal y de la buena salud económica del Celta, enseguida se desvaneció la idea al recordar Mouriño que ambos sellaron un "pacto" de que se marcharían juntos. El propio Chaves lo ratifica y se autodescarta al ligar siempre su futuro a la presidencia de Carlos Mouriño y tener en mente retomar luego otras actividades profesionales. Aún así, el actual presidente aprovechó la ocasión para lanzar quizás otra nueva invitación a que Chaves reconsidere su decisión: "Si Chaves me dice que se queda en el club, me iría mañana mismo con la mayor tranquilidad del mundo. Quisiera destacar que ha sido una persona tremendamente importante para mí, pero creo que ha sido más importante para el Celta. Y Chaves, que no tengo más que palabras de agradecimiento e incluso me emociona cuando tengo que hablar de él, supeditó su tiempo al mío". Estas circunstancias indican que el presidente ejecutivo llegaría desde fuera del actual organigrama del club.

Menos probable parece incluso que alguno de sus dos hijos (Carlos y Marian) recoja el testigo en la presidencia del Celta, aunque es una posibilidad todavía abierta, ya que no hay pronunciamiento de la familia tras las recientes conversaciones. "Lo veo muy difícil", admitía ayer el propio Mouriño, "porque en México hay un conglomerado de empresas enorme y no sé si alguno estaría dispuesto a asumir esto". Por edad, Mouriño también descartó que alguno de sus nietos le pudiera suceder en la presidencia del Celta.

Respecto a la tercera vía, la venta del 51,29 por ciento del paquete accionarial del Celta que en estos momentos posee Carlos Mouriño, el todavía máximo responsable admitió la existencia de dos ofertas para adquirir el club. "No hay nada en firme. Es cierto que hemos recibido dos ofertas, poniendo cantidades, pero no tenemos todavía el interés de hacerlo o no hacerlo", indicó Mouriño, quien supeditó cualquier tipo de acuerdo sobre el futuro del Celta a lo que decidan sus hijos, mientras que no se han establecido plazos todavía para la toma de decisiones.

Deuda perdonada

El presidente añadió que en esa reunión familiar en México también propuso la posibilidad de no recuperar el dinero que el Celta debe a una de sus empresas (ronda los 3 millones de euros tras amortizarse 3,6 millones con la venta de Nolito), "sino que se hiciese una ampliación de capital para que nadie piense en nada raro", proclamó.

Plantilla

Estas revelaciones sobre el futuro de la entidad las realizó Mouriño en un desayuno con la prensa en el Museo del Celta, después de subrayar el trabajo realizado para confeccionar la actual plantilla. "Estos meses fueron muy complicados en reforzar el equipo, en evitar que se nos fuesen jugadores, a pesar de las ofertas de pago que les hacían. Todo eso tiene un trabajo tremendo, de muchísima dedicación. Con las ofertas que había solo se marchó un jugador [Nolito]". Mouriño cifró en 55 millones de euros el presupuesto del Celta para esta temporada, en la que espera obtener unos beneficios de 12 millones. La deuda del club "es cero, salvo 700.000 euros de deuda concursal que no producen intereses. El coste de la plantila será este curso de 38 millones de euros, 13 millones más que la de la temporada pasada. "Hemos rechazado ofertas de muchísimo dinero para mantener el equipo", subrayó Mouriño.

50 millones en jugadores

Estimó el presidente del Celta que el club ha desembolsado alrededor de 50 millones de euros en fichajes durante el último lustro: 10 millones en la temporada 2012-13; 1,8 millones, en la 13/14; 11 millones, en la 14/15; 20, en la 15/16; y 6,8, en la actual. En el relato de estas cuentas, Mouriño advirtió de que las contrataciones de Naranjo y de Lemos han entrado en la anterior temporada al realizarse antes del pasado 30 de junio, fecha del cierre contable del curso 15/16. "Tenemos un equipo joven, prometedor y amarrado", indicó Mouriño, al referirse a que solo Planas finaliza contrato en 2017. Rossi, Madinda y Sergio, en 2018; y el resto, tiene más de tres años de contrato".

cantera, piedra angular

Mouriño insistió en que la cantera sigue siendo básica en el proyecto deportivo del Celta. "Es la piedra angular", dijo el presidente, al recordar que el Celta cuenta con ocho jugadores formados en A Madroa, "que son once si contamos los que Berizzo también considera del primer equipo". Sobre el filial, comentó que había que modificar el proyecto para no pasar apuros en la clasificación. Por ello, se buscaron jugadores de fuera, pero "tenemos once de la casa y no podíamos renovar a los que de 23 años porque consideramos que ya no darían el salto al primer equipo

lesionados y porteros

Mouriño reconoce que esta no aplicaron el plan de contar con una plantilla reducida para dar más oportunidad a los canteranos. Justificó que Berizzo cuente con 24 jugadores porque desconocen cómo se recuperarán Beauvue y Fontás, que sufrieron sendas roturas del tendón de Aquiles. En cuanto a renunciar al fichaje de un portero, el presidente reiteró que el club sigue creyendo en Sergio Álvarez, en Rubén Blanco y en Iván Villar; sobre todo en estos dos últimos, como apuesta de futuro.

menos abonados

El club ha perdido 150 abonados con respecto a la temporada pasada, caída que Mouriño justifica sobre todo en los problemas generados por las obras. Así, el Celta cuenta a día de hoy con 21.847 abonados. Sostiene el presidente que las tarifas de socios del Celta son las séptimas más baratas de la Liga, y que pasarían a ser las segundas o terceras más económicas si se retirase el suplemento por los partidos europeos. "En cinco años en Segunda División solo subimos el IPC. Me gustaría que esa fuese la política del club, pero nos llevaría a la ruina", advierte. Se queja, que un aficionado denunciase al club ante Consumo por "redondear 0,03 céntimos" en el cobro de un carné.

negociaciones con adidas

El presidente del Celta anunció que el club está en negociaciones con Adidas para renovar el convenio con la firma alemana de ropa deportiva. Espera Mouriño alcanzar un acuerdo más beneficioso que el anterior dado el salto que ha experimentado el equipo. Reconoció "la mala venta de camisetas en este año" ante las dificultades para la tienda oficial (ahora en las dependencias del museo) ante las obras del estadio. Habló de "buscar la expansión" internacional, a través de la nueva imagen que el departamento de marketing ha diseñado para el club. "Tenemos muchos seguidores en el mundo y eso tenemos que explotarlo", apuntó Mouriño, quien anunció que se renovará la web y que aumenta la presencia del club en las redes sociales y que Celta Media retransmitirá en directo el próximo partido del Celta B en Barreiro.

Fundación

En las casi dos horas de intervención, Mouriño dedicó un capítulo importante a la Fundación Celta de Vigo, que cuenta ya con 3.600 colaboradores. Se han abierto diez nuevas sedes de campus formativos, así como escuelas internacionales. En la de Campeche se han formado dos equipos femeninos de fútbol. También se constituirá un equipo de fútbol integra. Y unos 4.000 jóvenes pasaron por el Museo del Celta, dentro del programa de la eurorregión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine