Jornada de transición

05.09.2016 | 01:17

La decimosexta etapa de la Vuelta 2016 es de transición desde los Pirineos hacia el Mediterráneo con una final en Peñíscola (Castellón) que apunta a un sprint masivo.

Se sale de Alcañiz (Teruel), con unos primeros 90 km en continuo y suave ascenso hasta el Puerto de Querol, que no es puntuable. Los siguientes 50 son en descenso hacia Vinaroz y los últimos 14 llanos para preparar la llegada a Peñíscola.

Poco antes del Puerto de Querol, en el km.75, se encuentra la única subida puntuable de la etapa: el Alto Castillo de Morella, de 3,4 kilómetros a un 5,2 por ciento de desnivel situado en el km.75.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine