fórmula uno - Gran Premio de Italia

Mercedes silencia a los "tifosi" de Monza

Hamilton y Rosberg copan de nuevo la primera línea tras doblegar a Vettel y Raikkonen

04.09.2016 | 02:59
Rosberg felicita a Hamilton por la consecución de la "pole". // Max Rossi

Que el Mundial es un año más un mano a mano entre los dos pilotos de Mercedes es algo que evidencian los números: doce victorias en las trece carreras disputadas esta temporada; un balance de unas proporciones nunca antes visto en la categoría reina. Pero si a Lewis Hamilton y Nico Rosberg les restaba aún un escenario en el que evidenciar su tremenda superioridad este año era en el circuito de Monza, el templo de la velocidad, el trazado más rápido del "Circo". En el que el colombiano Juan Pablo Montoya establecía en 2005 a los mandos de un Williams el récord de velocidad punta en 372,6 kilómetros/hora. Y el santuario de Ferrari.

Los Mercedes no superaron ayer el récord de Montoya. Pero se bastaron para silenciar las otras veces siempre rugientes gargantas de los tifosi en apoyo de los cavallinos rojos. Hamilton y Rosberg dominaron con una superioridad insultante las tres tandas de la sesión clasificatoria y hasta se permitieron el lujo extremo de marcar el mejor tiempo en la segunda de ellas con neumáticos blandos y no con los superblandos utilizados por el resto, con lo que abren claramente la posibilidad a realizar hoy en la carrera un único pase por los garajes.

Hamilton logró la séptima pole del año y 56.ª de su carrera con un estratosférico 1:21.135, casi medio segundo por debajo del 1:21.613 de su compañero Rosberg. Por detrás, los Ferrari del alemán Vettel (1:21.972) y del finlandés Raikkonen, éste ya a más de un segundo de Hamilton, en tanto el también finlandés Bottas lograba colocar su Williams por delante de los Red Bull del australiano Ricciardo y del holandés Verstappen.

Que la séptima plaza de Fernando Alonso con el McLaren-Honda en los ensayos libres del viernes había sido un espejismo quedó muy pronto ayer en evidencia. El asturiano pasó por los pelos la primera criba (decimosexto) y en la segunda caía tras marcar un honroso decimotercer crono aunque ganaba una posición en la parrilla gracias a la sanción del francés Grosjean.

"Salir desde la duodécima plaza aquí es un regalo divino; mucho mejor de lo esperado. Estar en los puntos va a ser tremendamente complicado, pero para eso hemos venido. Si no pensáramos que fuera posible mejor me quedaba en casa", comentaba tras la clasificatoria el bicampeón asturiano, que tomará la salida por delante de su compañero Jenson Button y del madrileño Carlos Sainz (Toro Rosso).

Así las cosas, la salida hoy volverá a ser el punto clave pues Vettel y Raikkonen deberán intentar aprovechar sus superblandos para doblegar cuando antes a los Mercedes y devolver la ilusión a la hinchada de Monza.



Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine