fútbol - Segunda División B

El Coruxo quiere cimentar el camino hacia la zona alta

- Los vigueses podrían meterse hoy en el cuarteto de cabeza - El Tudelano llega a O Vao sumando un empate y una derrota

03.09.2016 | 04:39
Antón y Camochu. // José A. Díaz

El Coruxo vuelve al campo de O Vao cargado de moral tras los tres puntos logrados el pasado fin de semana en Pamplona ante el Osasuna B. El equipo entrenado por Rafa Sáez se mantiene en la sexta plaza, con cuatro puntos, los mismos que en estos momentos tiene el segundo clasificado, el Pontevedra. Sumar esta tarde los tres puntos podría valer para meterse en la zona de privilegio, y eso otorga un "algo" que ayuda en el trabajo semanal.

Pero no podemos olvidarnos que el Coruxo va a tener enfrente a un equipo como el Tudelano que, a pesar de llevar disputadas tan solo dos jornadas, llega con necesidades, pues solamente ha sumado un punto y no quiere quedarse descolgado desde el primer tramo de la competición.

El equipo dirigido por Rafa Sáez entrenó con normalidad a lo largo de toda la semana. El compromiso del equipo es máximo, tal y como se pudo ver durante muchos momentos de la semana, en la la intensidad en los entrenamientos. Ayer por la mañana el equipo realizó en las instalaciones de Fragoselo la última sesión de entrenamiento de la semana. La misma transcurrió dentro de la normalidad y al final del mismo, Rafa Sáez facilitó la lista de convocados que es la formada por Gerardo, Alex, Villarejo, Campillo, Yosu, Javi, Alberto García, Mateo, Antón, Caloi, Iosu Villar, Fer Beltran, Quique Cubas, Camochu, Hugo Sanmartín, Pedro Vázquez, Jorge y Pibe. Se cayeron de la lista Iago y Pablo García.

En las filas del conjunto navarro, la única ausencia es la de Messeguer, que sufre una periostitis tibial en la pierna derecha. La lista de jugadores que viajaron a Vigo es la formada por Pagola, Mendi, Lalaguna, Nandi, Delgado, Gayoso, Corral, Lázaro, Ardanaz, Ros, Chema Mato, Lizarraga, Óscar Vega, Javi Cabezas, Ion Velez y Pau Franch.

Una vez finalizado el entrenamiento de ayer por la mañana, Rafa Sáez se refirió al buen trabajo desarrollado por los jugadores durante los entrenamientos de la semana, diciendo que "la competencia en el equipo se nota en el día a día, y eso es lo que se intenta trasladar a los partidos, y este no puede ser menos".

El técnico no lanza las campanas al vuelo después de disputar las dos primeras jornadas del campeonato, en donde el equipo ha sumado cuatro puntos y está en la zona alta de la clasificación. "En dos jornadas aún es pronto para sacar conclusiones".

Del rival de esta tarde, Sáez afirmó que "el Tudelano empezó renqueante pero se reforzó con muy buenos jugadores, sobre todo en defensa". Técnicamente, reconoció que "el equipo navarro no te da opciones a mover el balón, achica espacios y en la estrategia siempre intenta sacar rendimiento de la envergadura de sus jugadores".

A la hora de hablar de posibles claves en el partido, el entrenador del Coruxo dijo que "por las peculiaridades del rival, tendremos que tener paciencia y sacar a relucir lo mejor de nosotros".

"En el Coruxo", finalizó Rafa "todo el mundo se siente parte del equipo. Jugadores y afición, que sabe jugar su papel de engancharnos en los partidos. Es importante recalcar esto. Los partidos hay que jugarlos uno a uno, y nunca se tienen más ni menos opciones para ganar, lo mejor es nuestra propia exigencia".

Una de las novedades del Coruxo esta tarde es la presencia de Mateo Míguez en el centro del campo. El jugador no pudo estar hace quince días ante el Valladolid B al no haber llegado el transfer desde Finlandia, pero el domingo pasado debutó en Pamplona y, de hecho, fue clave para la victoria, pues fue quien dio un pase medido a izquierda a los pies de Camochu, que dejó solo al delantero ante el portero pamplonica que no pudo hacer nada por evitar el tanto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine