baloncesto en silla de ruedas - División de Honor

El Amfiv mantiene el bloque de casa

Zavala se unirá a los ocho ya renovados - Un clase alta y un clase baja, las necesidades

01.09.2016 | 04:21
El mexicano Salvador Zavala, a quien el Amfiv está a punto de renovar. // Marta G. Brea

Era una noticia esperada pero que todavía faltaba por confirmar y que sólo una mareante oferta económica o un inesperado cambio en las circunstancias personales o laborales de los protagonistas podía truncar. No hubo ese inesperado giro en los acontecimientos y finalmente los jugadores "de la casa" del Amfiv (Bernabé Costas, Julio Vilas, Lorenzo Envó, Santi Comesaña, Vicky Alonso, Alberto Abade y los jóvenes Samuel Rodríguez y Manuel Lorenzo) seguirán ligados a su club al menos una temporada más. Es el grupo básico que ha permitido a la escuadra viguesa haberse estabilizado en División de Honor, la máxima categoría del balonesto en silla de ruedas, en la que milita de forma ininterrumpida desde 2002. Esa política de continuidad incluye al cuerpo técnico, encabezado por César Iglesias y Óscar Carbajo.

"Para nosotros es un auténtico orgullo poder anunciar que estos ocho jugadores van a seguir defendiendo la camiseta del Amfiv. Entre todos suman más de setenta temporadas ligados a nuestro proyecto y, a pesar de que algunos como Berni o Julio pasaron una etapa lejos de Vigo y otros como Lorenzo Envó o Manu no han nacido aquí, todos ellos son parte fundamental de esta casa y sin ellos sería muy complicado mantener vivo este proyecto", explica el presidente del club vigués, José Antonio Beiro. "Después de la decepción que supuso saber que Txema Avendaño no iba a continuar, haber concretado al fin estas renovaciones supone una enorme alegría", explica el máximo responsable de la entidad.

Avendaño es la única baja importante. Con la continuidad de Vilas, Costas, Envó, Comesaña, Alonso, Abalde, Rodríguez y Lorenzo, el Amfiv tiene ya lista su columna vertebral y ahora los esfuerzos se centran en cerrar otra renovación que se encuentra muy avanzada como es la del mexicano Salvador Zavala y en encontrar en el mercado un jugador clase alta y, al menos otro, clase baja que respondan al perfil de lo que necesita el Amfiv. "Lo cierto es que, como es habitual, la renovación de los jugadores de la casa nos aporta una enorme tranquilidad porque nos da el margen necesario para poder afrontar el resto de operaciones con calma y sin precipitaciones. Nos dan una base muy equilibrada y competitiva que, acertando con los refuerzos puntuales, nos convierte siempre en un rival muy peligroso. Nuestro proyecto tiene sentido y continuidad gracias a ellos porque sin su presencia sería inviable sostener a un equipo en la elite . El día que tengamos que contar con 7-8 jugadores de fuera para poder mantener al equipo en la División de Honor tendremos que replantearnos la situación", puntualiza José Antonio Beiro, quien subraya que "con nuestro ajustadísimo presupuesto no sería viable económicamente y, además, no representaría la esencia del Amfiv. La intención es que algún día esos jugadores que la pasada temporada tuvieron su primer contacto con la competición en el MasVisión Amfiv B puedan tomar el relevo para mantener viva la filosofía aunque todavía queda mucho trabajo por delante para que eso suceda y a los "mayores" todavía les quedan muchas alegrías y mucho baloncesto que darnos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine