El visionario Iago Aspas

El céltico advirtió antes de la Liga de los problemas que acarrearían las nuevas normas sobre el fuera de juego

29.08.2016 | 04:09
Fuera de juego de Morata, gol del Real Madrid - El asistente del colegiado De Burgos Bengoetxea no apreció la clara posición de fuera de juego desde la que Morata seguía la jugada en la que Modric recogió un mal despeje de Sergio Álvarez. La acción finalizó con un gol del ariete madrileño, que aprovechó el rechace del guardameta céltico, tras interceptar el remate de Asensio, para embocar el balón en la portería del Celta. Así iniciaba el Madrid su triunfo ante el Celta.

Tres errores arbitrales en contra en los dos primeros partidos acumula el Celta, que a través de Iago Aspas advirtió días antes del inicio de la Liga de que las nuevas normas acarrearían problemas. Un par de goles en fuera de juego encajaron los célticos (ante Leganés y Real Madrid) y uno legal le anularon a Aspas.

Iago Aspas fue visionario el 19 de agosto pasado, tres días antes de que el Celta se estrenase en la Liga ante el Leganés. El delantero de Moaña, que acababa de acudir a una charla del árbitro vigués David Pérez Pallas sobre las últimas modificaciones en las normas del fútbol, advirtía entonces de la complejidad de aplicar el reglamento con equidad.

No se equivocó el céltico en sus pronósticos y, cuando solamente han transcurrido dos jornadas de Liga, el Celta acumula tres errores arbitrales graves en contra: dos frente al Leganés, en Balaídos, y uno el sábado en el Bernabéu, ante al Real Madrid.

Dos de esos fallos de apreciación supusieron otros tantos goles en contra de los célticos y el tercero se tradujo en la anulación de un tanto legal al propio Aspas. El equipo de Berizzo ha llegado al primer paréntesis del campeonato con cero puntos, con tres goles encajados y uno solo a favor, el que anotó Orellana en Chamartín tras un gran disparo desde el balcón del área rival.

"Detalles como el fuera de juego y alguna cosa más nos van a complicar la vida en los primeros partidos", proclamaba Aspas días antes de que el debutante Leganés se presentase en Balaídos. Este partido inaugural del curso en Vigo estuvo dirigido por un árbitro novato en la máxima categoría, el andaluz Munuera Montero, que realizó una mala actuación.

El más perjudicado por los errores del colegiado fue el Celta, al que Munuera Montero le anuló un tanto legal de Aspas cuando el marcador señalaba un empate sin goles. El asistente consideró que el delantero de Moaña arrancaba desde una posición de fuera de juego. No mantuvo el mismo criterio en el área del Celta, donde en el segundo tiempo concedió un gol de Víctor Díaz, a pesar de que el jugador del Leganés estaba por delante de la zaga céltica.

En la visita al Bernabéu tampoco tuvo suerte el Celta, que mantuvo a raya al Real Madrid durante una hora, hasta la jugada en la que Morata marcó el primer tanto del encuentro partiendo desde una clara posición irregular.El asistente no apreció la infracción del ariete madrileño. Aspas lo había advertido muchos días antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine