La carrera llega a su ecuador en Los Lagos de Covadonga

29.08.2016 | 01:47

Los Lagos de Covadonga, el Enol y la Ercina, cita mítica del ciclismo español, suponen para el pelotón de la 71 Vuelta a España cruzar su ecuador con la disputa de la primera jornada calificada por todos de alta montaña, aunque el itinerario tiene casi todos los días desniveles significativos.

En esta edición, los organizadores han optado por darle una mayor relevancia a este tradicional final de etapa introduciendo la ascensión previa al siempre temible Mirador del Fito, a cuarenta kilómetros de la línea de meta, que obligará a los mejores a asumir la responsabilidad en primera persona.

Los ciclistas que conocen bien el terreno, como en el caso del asturiano Samuel Sánchez (BMC), tienen claro que la presencia del Fito previa a la aproximación al Santuario de Covadonga para subir a los Lagos dejará, sobre todo si hay desgaste antes, las piernas muy castigadas.



Haz click para ampliar el gráfico

Habrá que ver que ver si los Nairo Quintana y Alejandro Valverde (Movistar), Chris Froome (Sky), Esteban Chaves (Orica), ya que parece poco probable que el vencedor en el Alto del Naranco y nuevo líder David de la Cruz (Etixx Quick Step) pueda mantenerse ahí, deciden entregarse a fondo en busca de algo más que sacar ventaja entre ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine