Día de reflexión en A Madroa tras el tropiezo

24.08.2016 | 01:39

La derrota de ayer ante un recién ascendido como el Leganés requería de una larga charla de Eduardo Berizzo con la plantilla del Celta, que inició el entrenamiento con casi una hora de retraso. En el campo de A Madroa no comparecieron ni el delantero Iago Aspas ni el defensa central Facundo Roncaglia, mientras que el delantero Claudio Beauvue se ejercitó en solitario para tratar de acelerar su recuperación del tendón de Aquiles que se rompió la pasada primavera. Los futbolistas que fueron titulares ante el Leganés realizaron trabajo de recuperación con los ayudantes de Berizzo, mientras que el resto de los jugadores entrenó a mayor intensidad antes de finalizar la sesión con un partidillo, en el que también participaron algunos de los que intervinieron en el partido inaugural de la Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine