LA VUELTA

La Vuelta vacía las toallas en Samil

La carrera se despidió de Ourense hasta el jueves para recibir una masiva bienvenida de los playistas de Vigo y Baiona

22.08.2016 | 08:17
La Vuelta a España pasa a todo trapo por Vigo. // José Lores
El pelotón de la Vuelta a España entra en Vigo por la Avenida del Aeropuerto. // FdV

La brisa atlántica y una multitud de espectadores le dieron la bienvenida ayer a la 71ª edición de La Vuelta a España, que celebró su primera prueba en línea entre Ourense y Baiona con éxito de público de principio a fin. En los pasos intermedios de Ponteareas, Porriño y Mos, el pelotón comprobó la cantidad y la calidad de la afición ciclista gallega, aunque las mayores concentraciones esperaban la carrera a su paso por las inmediaciones de la playa de Samil y en la larga recta de llegada.

Antes de la salida neutralizada de esta segunda etapa, la ciudad de Ourense vivió una jornada histórica al ofrecerle una despedida multitudinaria a los corredores. Una marea humana pobló los aledaños del Parque de San Lázaro para seguir en directo el control de firmas y el despliegue promocional de la Vuelta, que incluye propuestas gastronómicas, merchandising y, el mayor aliciente, la aureola de los mejores ciclistas del mundo.

Alberto Contador, Alejandro Valverde, Nairo Quintana y Chris Froome estuvieron en boca y en los focos de todos y tuvieron tiempo antes de subirse a la bicicleta para recorrer los 160 kilómetros hasta Baiona de firmar autógrafos y fotografiarse con el público. El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, el alcalde, Jesús Vázquez, la directora general de Turismo de Galicia, Nava Castro, y la delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, participaron en el acto protocolario de corte de cinta, con las estrellas del pelotón y el primer maillot rojo de la presente edición, Peter Kennaugh.

Con las aceras a rebosar en las calles Curros Enríquez y Avenida de La Habana se dio la salida neutralizada al grupo de casi 200 ciclistas para posteriormente, ya en la carretera N-120, tomar la salida lanzada que les llevaría a Baiona. Dos horas antes había partido la caravana promocional que anuncia la carrera. En el alto de Fontefría, el único puntuable de una etapa con escasos trechos llanos debido a la orografía gallega, también se congregó un buen número de aficionados para alentar a los escaladores.

A medida que el pelotón se adentró en la provincia de Pontevedra hacia la costa se incrementaba la presencia de aficionados. Ya en los arenales, fueron muchos los que interrumpieron el bronceado para guardarse un recuerdo fotográfico y aplaudir a los ciclistas. La Vuelta regresará a Ourense, concretamente a Luintra (Nogueira de Ramuín), meta de la sexta etapa, el próximo jueves, día 25, para dejar definitivamente la provincia ourensana y Galicia al día siguiente, el viernes 26 de agosto, con la salida de los corredores desde Maceda con destino a Puebla de Sanabria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine