La primera prueba importante

"Será una jornada interesante para los aficionados", promete Contador de la llegada a Ézaro

22.08.2016 | 02:03

La tercera etapa de la 71 Vuelta a España entre Marín y Dumbría-Mirador de Ézaro, con 176,4 kilómetros de recorrido, supone el primer examen para los principales aspirantes a conquistar el maillot rojo como vencedor final.

En sus menos de dos kilómetros de ascensión, pero con rampas de hasta el 20 por ciento de desnivel, el Mirador del Ézaro, más que descartar definitivamente a alguno de los favoritos, puede servir para dejar al descubierto sus debilidades.

Además, a 21 kilómetros del final, superarán el Alto Das Paxareiras de segunda categoría en el que alguno puede intentar hacer la primera selección.



Haz click para ampliar el gráfico

Michal Kwiatkowski (Sky), líder de la Vuelta, conoce a qué se enfrenta hoy. Con el primer asalto con final en alto en un escenario privilegiado, el polaco admite la dificultad para seguir al frente de la general. "Será complicado mantener el jersey rojo pero el objetivo es trabajar para Chris Froome. Hay que ponerle en buena posición para que logre su objetivo, que es ganar la Vuelta", concluyó.

Alberto Contador (Tinkoff), por su parte, considera que la etapa de hoy será "importante para sacar conclusiones" y recordó que tras la superioridad mostrada por Movistar y Sky en la crono inicial los 52 segundos que perdió "será difícil recuperarlos".

"Vamos a ver cómo lo hacemos en la primera llegada en alto, después de la etapa podremos hacer una evaluación. Será una jornada interesante para los aficionados", señaló.

Sobre la etapa con final en Baiona, Contador destacó la dificultad en las jornadas con desenlace al esprint. "Este tipo de final es siempre complicado El ritmo ha sido muy rápido, no hay mucho espacio y todo el mundo quiere estar delante y tácticamente hay que posicionarse en la parte delantera porque de lo contrario puedes perder algunos segundos muy valiosos", dijo.

Contador se refirió a su estrategia a partir de ahora. "Como ya he dicho, voy a orientar la carrera día a día y mantener la calma. En la cromo vimos que hay equipos más fuertes que el nuestro. Se hizo una gran ventaja y será difícil superarlo", admitió.

Por su parte, el director del Tinkoff, Steve De Jongh, también habló de la jornada con final en el Mirador de Ézaro, primer examen en alto. "Ya tenemos el primer reto con una fuerte subida al final, así que será interesante ver cómo está cada uno", manifestó.

De Jonh destaco el trabajo de sus hombres en la segunda etapa para mantener a Contador fuera e cualquier peligro. "Los muchachos hicieron su labor para mantener Alberto fuera de problemas, y todo el mundo cumplió con su cometido. Era un día de calor y Sergio Paulinho hizo una buena labor con los bidones y los otros chicos estuvieron siempre atentos, sobre todo para evitar problemas al final", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine