Cabral vuelve a sonreír

- Berizzo levante el castigo al defensa tras un incidente en Italia - El argentino entrena con el grupo y podría jugar mañana

21.08.2016 | 04:55
Gustavo Cabral, en A Madroa. // Marta G.Brea

La plantilla del Celta recobró ayer la normalidad después de que Eduardo Berizzo le levantase el castigo a Gustavo Cabral tras un incidente en Italia del que el club evita hablar. El defensa central volvió a entrenarse con el resto de sus compañeros, tras una semana trabajando en solitario y en un turno diferente al resto, por lo que podría entrar en la convocatoria para el estreno de Liga e incluso ser titular ante el Leganés.

"Lo de Cabral está todo solucionado. Estamos felices y preparados para el partido del lunes [por mañana]. Es un día feliz, en el que luce el sol, realizamos un buen entrenamiento y todo está bien". Así se refirió ayer Daniel Wass al regreso de su compañero Cabral al entrenamiento con el resto del equipo. El futbolista argentino completó la suave sesión de trabajo que Berizzo reservó para su equipo en la jornada de ayer, en la que se abrió la puerta a la numerosa afición que acudió a A Madroa.

Los jugadores del Celta comenzaron a entrenar a las diez de la mañana, con una sesión de ejercicios que dirigió el preparador físico, Pablo Fernández. A continuación, los técnicos organizaron una serie de rondos para pasar a disputar unos partidos de fútbol-voley. Por último, algunos jugadores ensayaron lanzamientos a portería.

Cabral formó grupo con algunos de los futbolistas suramericanos de la plantilla, a los que se unieron el danés Daniel Wass y el sueco John Guidetti.

El día anterior, el zaguero argentino había trabajado en el gimnasio, a la misma hora que el resto del equipo lo hacía en el campo de entrenamiento.

Tras regresar de la gira por Italia, Cabral comenzó a entrenar en solitario el viernes de la semana pasada, cuando sus compañeros se marchaban a casa. Fue descartado para viajar a Alemania, donde el Celta cerró el pasado domingo la pretemporada frente al Eintracht de Frankfurt. La plantilla regresó al trabajo el miércoles. El argentino siguió entrenando en solitario y en otro horario. Ayer concluyó su aislamiento y castigo como medida disciplinaria impuesta por el entrenador. Por otra parte el club podría imponerle una multa económica.

Además de Cabral, en el entrenamiento de ayer participó Nemanja Radoja, que se recupera de un golpe que sufrió esta pretemporada en una rodilla. Se espera que el centrocampista serbio pueda recibir el alta médica en la jornada de hoy. No parece probable que Berizzo lo incluya en la lista de convocados para recibir mañana al Leganés. Ante los madrileños podría regresar Cabral. La última palabra la tiene el entrenador, que le levantó el castigo y el zaguero vuelve a sonreír.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine