Un título que no cambia de casa

Christoph Harting gana en disco y sucede a su hermano Robert

14.08.2016 | 03:09
Harting, tras su último lanzamiento. // Efe

Un postrer lanzamiento de 68,37 metros proclamó campeón olímpico de disco al alemán Christoph Harting, que sucede a su hermano Robert en el lugar de honor de un podio que cambió de manos en los últimos lanzamientos.

El polaco Piotr Malachowski, exbombero y vigilante de discoteca, además de actual campeón del mundo, se las prometía felices en la última ronda de la final olímpica con su marca dominadora de 67,55 metros, pero ahí surgió la garra competitiva de la familia Harting para arrebatarle la medalla de oro.

Robert Harting, hermano mayor de Christoph y campeón olímpico en Londres 2012, había caído eliminado el viernes en la ronda de clasificación, víctima de un círculo resbaladizo por la lluvia.

Fue una final con bajas de postín. Robert, defensor del título, y el iraní Ehsan Hadadi, subcampeón en Londres, habían quedado fuera en la ronda de clasificación junto a otros ilustres como el polaco Robert Urbanek, bronce en Pekín 2008.

Pero Christoph, de 28 años -tres menor que Robert, aunque más alto- defendió con ímpetu el honor familiar. Había pasado a la final con el tercer mejor lanzamiento de todos (65,41) y ayer estuvo mucho tiempo en esa posición con 66,34, hasta que fue rebasado por dos rivales en la última ronda.

Le quedaba, no obstante, una bala para subir al podio y supo aprovecharla. De su brazo vigoroso salió propulsado el disco que aterrizó a 68,37 metros del círculo. Un desafío para el que Malachowski, que cerraba la final, no tuvo respuesta suficiente: se quedó en 65.38.

Daniel Jasinski redondeó el éxito germano al colgarse la medalla de bronce gracias, también, a su postrer lanzamiento, de 67,05 metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine