ciclismo - 78ª Volta a Portugal

La victoria más amarga de Gustavo Veloso

El vilagarciano ganó la crono decisiva, pero no recortó los 2:25 sobre un Rui Vinhas que logra la Grandíssima

08.08.2016 | 02:01
Rui Vinhas y Gustavo César Veloso se bañan en champán en el podio de Lisboa. // FDV

El triplete de Gustavo César Veloso en la Volta a Portugal tendrá que esperar al menos un año. De poco le ha servido al vilagarciano imponerse de manera holgada en la contrarreloj entre Vila Franca de Xira y Lisboa, puesto que no ha podido enjugar los 2 minutos 25 segundos que le separaban del maillot amarillo antes del inicio del último día de esta 78ª edición.

Rui Vinhas defendió con todo su ventaja para adjudicarse su primera Volta a Portugal. El corredor de Sobrado solo cedió tiempo en la primera mitad del recorrido porque luego fue capaz de estabilizar la diferencia en torno a los cuarenta segundos hasta los últimos kilómetros. Y eso que el compañero de equipo en el W52-FC Porto no estaba en su terreno y pocos eran los que apostaban por él, pero el ya campeón realizó una etapa de altísimo nivel que le llevó a la cuarta posición del día, algo impensable a tenor de sus características.

Minutos antes de tomar la salida, el propio Rui Vinhas señaló que "estoy muy tranquilo. Lo voy a dar todo encima de la bicicleta aunque sé que enfrente tendré a un gran contrarrelojista. Lo bueno es que pase lo que pase la victoria se va a quedar en el equipo". Rompiendo a sudar en el rodillo de calentamiento, Veloso también tenía claro que iba a tener que hacer una crono perfecta para poder arrebatarle el amarillo a su compañero.

El primer control ya constató que el vilagarciano iba a ser el más fuerte de la tarde, pero su tercera victoria de etapa en esta edición era un objetivo menor. Tras solo 9,3 kilómetros de carrera, Gustavo era el único corredor capaz de bajar de los doce minutos sobre la bicicleta. Con Daniel Silva y Raúl Alarcón entre medias, Rui Vinhas aparecía con el cuarto mejor tiempo y solo 17 segundos más en su marca que su jefe de filas.

Las referencias en el segundo punto de control, en el kilómetro 19.8, iban a ser determinantes. Allí Gustavo volvió a firmar el mejor tiempo con 25:17, pero solo había podido aumentar su diferencia respecto a Rui Vinhas en 10 segundos. El vilagarciano solo había pedaleado un segundo más fuerte por kilómetro que el portugués y con solo trece kilómetros por delante hasta la meta quedaban por restar todavía 1:57 segundos a su compañero de equipo. Salvo catástrofe del portugués, se antojaba materialmente imposible para Veloso lograr su tercer entorchado consecutivo en la Praça do Comerço de Lisboa.

Lejos de rendirse, Gustavo fue capaz de aumentar su ritmo de pedalada hasta el punto de llegar a meta con una renta definitiva sobre Rui Vinhas de 54 segundos, quien pese a su cuarto puesto en la clasificación de la etapa, fue capaz de conservar el maillot amarillo que consiguió en una escapada que se produjo en la tercera etapa con meta en Macedo de Cavaleiros.

El propio Rui Vinhas comentó nada más proclamarse campeón de la Volta a Portugal que "mi pensamiento fue el de ir siempre al límite en la crono. Gestioné muy bien el esfuerzo. Desde el coche también me dirigieron muy bien porque les pedí en todo momento que fueran sinceros con los tiempos". Del mismo modo, el maillot amarillo añadió que "aún no me lo creo del todo. De todas formas estoy algo triste por Gustavo. El me ayudó muchísimo siempre. Hicimos la concentración en altura juntos y siempre fue una muy buena referencia para mí. Le agradezco muchas cosas".

Con la victoria final de Rui Vinhas, se abre un nuevo paréntesis en el dominio de los corredores gallegos en la Volta a Portugal. David Blanco, con cinto títulos, Álex Marque con uno y Gustavo César Veloso son dos dominaron una década en la que solo han tenido cabida los portugueses Ricardo Mestre en 2011 y desde ayer mismo Rui Vinhas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine